Venezuela: Violencia opositora apuesta al desgaste

venezuela-violencia

Caracas, 4 abr (PL) Venezuela celebra hoy el fin de la mayoría de las acciones violentas que la oposición desató desde el pasado 12 de febrero, pero un pequeño reducto se mantiene activo para desgastar el país y tratar de derrocar al gobierno.

Por ello, el golpe de estado continuado anunciado en su momento por el presidente Nicolás Maduro, no está derrotado, de ahí que el mismo mandatario haya llamado a su pueblo a mantenerse alertas.

El objetivo de esos violentos no es otro que el de mantener al gobierno en jaque pues para ellos no existe otra salida de la situación que no sea la renuncia de Maduro, ese el punto final del mencionado golpe.

Ahora la nueva modalidad es la de aparecer como el Ave Fénix en distintos lugares para desestabilizar el orden e instaurar la anarquía y otras variantes más sofisticadas y desestabilizadoras, preferiblemente en la capital venezolana.

El jefe de Estado denunció que muchos de esos individuos y paramilitares que operaban en el interior del país están desplazando hacia Caracas.

Recientemente, el ministro para las Relaciones Interiores y Justicia, Miguel Rodríguez, dio a conocer el carácter terrorista de esas acciones y descartó puedan ser calificadas de protestas pacíficas.

“Estos hechos son promovidos por grupos tarifados en algunos focos que quedan a nivel nacional”, precisó.

Como muestra está la captura de dos venezolanos con padres de orígen libanés, a los cuales se les ocuparon gases lacrimógenos, visores nocturnos, máscaras antigases, cuchillos, guantes y un teléfono satelital.

Igualmente fue detenido en San Cristóbal, estado del Táchira, un ciudadano de nombre Gabriel Reyes, e que según el ministro es uno de los líderes tarifados de las acciones violentas y sobre el cual pesa una alerta roja de Interpol por delitos de narcotráfico.

Asimismo, indicó que trabajos de inteligencia detectaron que varios de los participantes en el vandalismo cobran hasta cinco mil bolívares (793 dólares) semanales por intervenir en los actos.

Estos recursos son entregados por un miembro de la organización de derecha Voluntad Popular, afirmó.

En la capital, estos violentos volvieron a incendiar el Ministerio de Vivienda y continúan los ataques a las personas por tan solo simpatizar con la revolución venezolana como sucedió con el presidente del canal estatal TVES y conocido artista, Winston Vallenilla, que fue agredido dentro de un restaurante.

Un hombre indocumentado que portaba un fusil y municiones fue detenido en el occidental estado de Barinas, dijo el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Vladimir Padrino.

Y este sostuvo, que ese hombre y otros, forman parte de grupos paramilitares provenientes de Colombia, con intereses en la llamada Media luna venezolana, las zonas fronterizas que incluye los estados occidentales de Zulia, Táchira, Mérida Apure y Barinas.

Hace pocos días, hubo un enfrentamiento de la Fuerza Armada y presuntos paramilitares en Táchira, acto en el que fue abatido un colombiano y otras 14 personas fueron detenidas con armas de fuego cortas y largas.

En el estado de Mérida, el cuerpo de bomberos denunció el asedio constante contra su equipo de socorristas, paramédicos y unidades de ambulancias.

Varias unidades de la institución han sufrido ataques injustificados al momento de atender emergencias en los municipios Campo Elías, Alberto Adriani y Libertador, señaló el comandante del Cuerpo de Bomberos en la entidad, Joston Peña.

De todas formas, el jefe de Estado continúa con el Plan de pacificación y convivencia, las conferencias de paz que ya presentan resultados y mantiene su llamado al diálogo del cual se mantienen ausentes la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y los representantes estudiantiles de la oposición.

En una de sus intervenciones expresó que la oposición venezolana pretende inventar el cuento de marchas pacíficas para justificar las acciones de vandalismo pero en la práctica los actos violentos corresponden a un proyecto neonazi que pretende acabar con Venezuela.

El gobierno de esta nación logró neutralizar una etapa compleja del mencionado golpe de estado y mantiene su decisión con la unión cívico-militar de derrotar esta intentona, sin embargo, la derecha no se da por vencida y mantiene intactas sus intenciones de sacar del poder a la revolución venezolana.

Después de la etapa de guarimbas (acciones violentas), que como dijera el gobernador del estado de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, están en plena agonía, quedan aquellos que no se dan por vencido y manejan como hipótesis la de mantenerse activos y a la espera de ganar por desgaste ante el fracaso de la ofensiva inicial.

Comentarios con Facebook