Inmigrantes en Los Ángeles protestan contra política de deportaciones

inmigrantes-los-angeles

Bajo la consigna “Dos millones es demasiado” decenas de activistas protestaron hoy frente a la sede de la alcaldía de Los Ángeles, para pedir al gobierno la paralización de las deportaciones y exigir el cese de la colaboración entre la policía local y las autoridades federales de inmigración.

“El gobierno del presidente Obama ha deportado más de 2 millones de personas, la mayoría de ellos inmigrantes trabajadores que no han cometido delitos graves en el país y esto no puede continuar”, dijo a Efe Agustín Flores, un joven activista del Valle de San Fernando.

La protesta de hoy, organizada en el marco de la campaña “#Not1More”, formó parte de una serie de actividades realizadas en unas 40 ciudades del país para reclamar “con urgencia” que se ponga un alto a la política de deportaciones que desarrolla la actual administración que encabeza Obama, mientras el Congreso resuelve la manera de sacar adelante la reforma migratoria.

A lo largo de la jornada, a la que los organizadores denominaron “un día de acción contra este gobierno y su canalla maquinaria de deportación”, los manifestantes entonaron consignas a favor de la suspensión de las deportaciones y se refirieron al presidente Obama como el “Deportador en Jefe”.

Durante la manifestación se puso de relieve que, de acuerdo a cifras oficiales, el año fiscal 2013 el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) deportó a 368.644 inmigrantes, de los cuales sólo uno de cada cinco correspondía al Nivel 1, el de personas condenadas por un delito grave.

En el mes de marzo, un grupo de activistas de Los Ángeles presentó cifras que revelaban que, según datos oficiales, hasta el día 17 marzo el gobierno del presidente Obama deportó 2.000.816 de personas.

Como parte de la nueva estrategia que desarrollan los activistas inmigrantes, la marcha de hoy también contó con la participación de grupos sindicales, que se han unido para apoyar una reforma a la ley de inmigración.

“¡Ya es suficiente! Necesitamos la aprobación de una reforma de inmigración que conduzca hacia la ciudadanía y ponga fin a la máquina de deportaciones que criminaliza trabajadores inmigrantes”, declaró a través de un comunicado Richard Trumka, presidente del sindicato AFL-CIO, en respaldo a las acciones de hoy.

Comentarios con Facebook