Exdirector de CIA defiende torturas contra sospechosos de terrorismo

article-2198357-14D61E59000005DC-545_634x423

Washington, 6 abr (PL) El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Michael Hayden (2006-2009) defendió hoy la aplicación del submarino y otras técnicas de tortura contra sospechosos de terrorismo, en momentos que el Senado estadounidense analiza un polémico informe al respecto.

Durante el programa Fox News Sunday, Hayden cuestionó la objetividad de la pesquisa sobre el programa ilegal de detenciones, interrogatorios y torturas de la CIA en ultramar durante el gobierno de George W. Bush (2001-2009).

Por su parte, la exsecretaria de Estado adjunta Elizabeth Lynne Cheney (2005-2009) también criticó el documento por no incluir más declaraciones de personal de la agencia de espionaje y haber sido elaborado, en gran parte, por legisladores demócratas.

El 3 de abril, el Comité de Inteligencia de la Cámara alta votó 11-3 a favor de desclasificar parte del controversial reporte, el cual argumenta que las torturas aplicadas por militares estadounidenses a sospechosos de terrorismo resultaron insustanciales para capturar y asesinar a Osama Bin Laden.

Legisladores demócratas e incluso algunos republicanos coinciden en que el ahogamiento simulado, la privación de sueño mediante el uso de música alta, las amenazas con perros y otras resultaron un tratamiento cruel, además de ineficaz, destacó días atrás la cadena televisiva ABC News.

Tales revelaciones podrían agudizar aún más las tensiones entre congresistas y la CIA, la cual insiste en que sus interrogatorios sí fueron productivos.

A inicios de marzo trascendió que despachos de varios legisladores del Comité de Inteligencia del Senado fueron blanco de las actividades de vigilancia de la CIA, lo cual incluyó el acceso no autorizado a las redes informáticas.

Las acciones de monitoreo se enfocaron en el personal de apoyo de los senadores responsabilizados con la pesquisa sobre las torturas.

En una fecha aún por decidir, se publicarán apenas 400 páginas (de seis mil 200) del resumen, conclusiones y resultados, así como la opinión disidente de los republicanos, pero antes deberá pasar por una evaluación de la CIA.

La presidenta del Comité de Inteligencia del Senado, Dianne Feinstein (demócrata por California) aseveró que las cuestionables técnicas de interrogatorios “constituyen una mancha en nuestra historia que nunca debemos permitir que se repita”.

Comentarios con Facebook