Acusan a Gómez Urrutia por asesinato de ex funcionario

foto01
El hijo de Emilio Gómez Vives, ex subsecretario del Trabajo y Previsión Social, señaló que “Napo” amenazó en reiteradas ocasiones al funcionario, dio a conocer el procurador de Justicia del DF.

La Procuraduría de Justicia del Distrito Federal tiene como una de las líneas de investigación del asesinato del ex subsecretario del Trabajo y Previsión Social, Emilio Gómez Vives, las amenazas que presuntamente realizó en su contra el líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, auto exiliado en Canadá.

Así lo aseguró el titular de la PGJDF, Rodolfo Ríos Garza, tras ser entrevistado al término de la inauguración del Foro “Código Nacional de Procedimientos Penales”.

Además señaló que en el arma punzocortante, que presuntamente se utilizó para privar de la vida al ex funcionario federal, se recabaron rastros dactilares útiles para la investigación.

El hijo de la víctima, Mauricio Gómez Vives, declaró que desde un inicio su padre fue objeto de reiteradas amenazas por el dirigente Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Esa situación es parte fundamental en las investigaciones, ya que aseguró que su padre fue pieza clave en la consignación del expediente penal.

“Nosotros tenemos que corroborar lo que dice el hijo en algún momento, por supuesto no se descarta ninguna línea en la averiguación previa”, indicó Ríos.

“Él ha estado colaborando con nosotros en entrevistas y nos ha dicho lo que tiene que decir, es parte de esta averiguación previa para corroborar de lo que ha hecho mención como estos antecedentes que señala”.

El procurador capitalino dijo que ya fueron citados a declarar los vigilantes que controlan el acceso y salida del conjunto residencial Atlamaya, donde habitaba la víctima, pues reconoció que existe un estricto control, por lo que ya se les citó para rendir su declaración ministerial.

“Es un tema importante de la averiguación toda vez que el ingreso no es tan sencillo a ese lugar, por lo tanto ya hemos llamado a declarar a los vigilantes y a los que pueden permitir el acceso a ese lugar, todavía no tenemos ningún detenido”, añadió.

El empleado de seguridad que llamó a los servicios de emergencia luego de cometido el crimen aún no ha rendido su testimonio.

Mencionó que su dicho es importante, por lo que se integrará a la averiguación previa.

Agregó que la hipótesis del robo tampoco se descarta, pues los probables responsables del crimen, también se llevaron algunos objetos del domicilio y fuera de éste se observó la presencia de dos vehículos que no forman parte del conjunto residencial.

Comentarios con Facebook