Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Llegando al Límite

*Clero muy Atrasado

*El Bronce “Pecador”

Estamos llegando al límite entre la tolerancia y la explosión social. Por donde quiera surgen grupos comunitarios de autodefensa… incluso para protegerse de las corporaciones policíacas que se han tomado las batallas contra las mafias con todo y los botines de guerra, saqueando y afrentando a la población. Incluso, en San Luis Potosí, se agredió a un reportero, Gerardo Duque Lárraga, sin explicaciones y luego de realizar varios reportajes en la Huasteca relacionados con la miseria de la región, que debiera ser próspera, y su cansancio ante la pasividad grotesca de las autoridades de todos los niveles. Allí no se combate a los narcos sino a los mal llamados “agentes del orden”. Espero que el gobernador, el priísta Fernando Toranzo Fernández, tome nota.

En el norte –lo corroboré en la capital de Baja California-, lo mismo que en el litoral del Golfo y en el centro del país, en cada comunidad abandonada por la negligencia gubernamental, surgen más y más padres de familias, desde modestos agricultores hasta empresarios de mediano alcance, dispuestos a hacer las tareas que no hacen los atildados miembros de la clase política; entre ellas, la fundamental: garantizar la seguridad de sus gobernados quienes son sus mandantes y no al revés. La tergiversación de los términos nos lleva al absurdo del presidencialismo autoritario y al abismo de la sociedad sin redes para protegerse de los excesos del poder. De allí, claro, nace el imperativo de la crítica.

No han resultado eficaces los operativos castrenses, incluyendo los de la Armada infiltrada por los marines estadounidenses –ya recuperada esta “fuerza” que, en principio, se negó a aceptar el señor peña nieto contra lo dispuesto por su antecesor, el pobre calderón-, por dos hechos incontrovertibles:

1.- El país ha quedado condicionado a los intereses de las potencias del norte en cuanto hace a la capacidad de su gobierno de “monopolizar” el uso de la violencia, esto es de contar con capacidad para repeler a las células delincuenciales con la fuerza suficiente para no permitir su expansión. Es evidente que, desde la nefasta década de los ochenta, el régimen de miguel de la madrid –honrado, recientemente, por el gobierno de Colima en donde los narcos son felices porque nadie les molesta salvo cuando dejan sus territorios-, posibilitó el primer “boom” del narcotráfico con tal de no detener los impulsos económicos así fuera con dinero sucio. De esta manera encontró ciertas rendijas para renegociar la deuda externa a costa de convertirse en cabildero de los Estados Unidos ante sus colegas de centro y Sudamérica. Y murió sin una indagación de por medio sobre sus nexos inconfesables. Como Franco, guardadas las proporciones, para afrenta del pueblo español.

2.- Los operativos centrados en determinadas región, digamos Michoacán, ha propiciado la dispersión de las agrupaciones criminales por distintas entidades, sobre todo las vecinas, en donde ahora se ha nvuelto incontrolable el fenómeno de violencia. Un caso es especialmente significativo: el del Estado de México, cuna de peña nieto, en donde su gobernador, Eruviel Ávila Villegas, ha optado por solicitar, de manera formal, la intervención de las “fuerzas federales”, rebasadas las locales por la capacidad de fuego de los criminales, porque los “expulsados” de Michoacán han optado por refugiarse, en su mayor parte, en la entidad que rodea al Distrito Federal, como si la estrategia fuera, poco a poco, ir ahorcando al centro neurálgico de la República, una estrategia fallida, por cierto, cuando comenzaron a surgir fuerzas armadas subversivas con la pretensión de sumarse a los neozapatistas y dispuestas a aislar a la capital del país sin lograrlo.

El amago se deslizó hacia las negociaciones soterradas, la especialidad de los políticos del salinato trágico, incluyendo a Manuel Camacho Solís, ahora perredista, y al represor manuel bartlett, coordinador de los diputados del Partido del Trabajo y perseguidor de la MORENA de López Obrador. Los precedentes explican las conductas actuales de los personajes señalados.

Existe, además, otro factor: a medida que se concentraban las fuerzas federales en Michoacán, el norte del país y el litoral del Golfo –en Tamaulipas también se vive bajo la emergencia-, quedaban al aire, esto es, más bien a merced de los grupos delincuenciales, específicamente miembros de los “cárteles” relevantes que conocen el juego de la exportación de drogas a perfección, guiados por los agentes aduanales de los Estados Unidos en cuyo territorio se “esfuman” como por encanto mientras se exige a México perseguir y atrapar a los “capos” cuando los verdaderos, los grandes “padrinos” viven en Nueva York, Los Ángeles, Dallas y Washington. Para nadie es un secreto y, sin embargo, se sigue debatiendo si se refuerza la barda de la ignominia a través de la frontera más transitada del mundo. ¿Quién dice que la xenofobia y el racismo no nos han llevado a este nivel de vergüenza?

Porque resulta que ahora, para tomar sólo una muestra, la gobernadora de Arizona, Janice Kay “Jan” Brewer, la misma que atizó la hoguera promulgando la ley anti-inmigrantes que sepulta los derechos humanos de los trabajadores clandestinos pero muy útiles para bajar los costos de los productos agrícolas del sur estadounidense, busca con afán mejorar “la imagen” de su estado ante los mexicanos con el nada oculto propósito de merecer ser considerado como un “aliado” potencial… en cuanto a los “contratos” de PEMEX que ya vienen. Así las cosas, la señora Brewer, sucesora de Janet Ann Napolitano, integrante ahora del gabinete de Barack Obama como secretaria, nada menos, de Seguridad Nacional, olvida los operativos tales como la articulación de los llamados “minuteman”, con licencia para “cazar” seres humanos so pretexto de cuidar los jardines cercanos a la frontera y no molestar a los anglosajones a su paso –cual si se tratase de predadores irracionales y no de congéneres que resultan muy redituables porque cobran mucho menos por los mismos trabajos-, ahora quiere vindicarse y “conquistar” a nuestro gobierno con las sonrisas ladinas de los mercenarios y usureros. ¿Cómo va a responder el gobierno peñista ante ello?¿Con una suerte de conciliación nauseabunda, exentos los gobernantes de Arizona de cualquier tipo de sanción por su execrable proceder?

¿De eso se trataba? Esto es: de dejar libres los pasos a los grandes cargamentos de drogas, ahora desde Mazatlán y aprovechando la espléndida autopista hacia Durango, manteniendo las “exportaciones” de la misma en un nivel idéntico al que privaba antes de la muerte de más de cien mil personas como víctimas de la guerra entre mafias –la cifra mensual, de mil trescientos cadáveres al mes relacionados con el cruce infernal, se ha mantenido durante los dieciséis meses del régimen actual-, a cambio de anunciar la captura de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, a todas luces concertada –como dijimos, Ismael “El Mayo” Zambada lo dejó solo y, por ende, corría más peligro fuera que dentro de la prisión de alta seguridad-, la muerte de Nazario Moreno, “El Chayo”, y más recientemente la de Enrique “Kike” Plancarte Solís, en el municipio de Colón, en Querétaro, hacia donde también han llegado algunos de “Los Caballeros Templarios” para refugiarse y comenzar su “nueva vida” bajo distintas denominaciones. El crimen no se reduce, se expande y éste es un hecho deleznable.

Caerán otros, como igualmente cayeron en la administración federal predecesora, y revivirán algunos como en el caso de “El Chayo”. De hecho, como hemos señalado, el “cártel del Paraíso”, en donde se apilan los célebres “muertos-vivientes” es el que más se ha desarrollado en fechas recientes. Quizá por ello no se observan reacciones extremas tras las aprehensiones o muertes de algunos de sus cabecillas más conocidos. “El Chapo”, por ejemplo, conoce muy bien que el “trato” fue permanecer en México a cambio de simular un operativo de la Marina en un condominio de clase media en Mazatlán. En Sinaloa, se siguen carcajeando cuando observan, en plena capital de la entidad, Culiacán, que se pasean el mencionado “El Mayo” lo mismo que “El Azul” o el recién señalado “El Mini Lic.”, Dámaso López Núñez, sin el menor apremio y ya libres del “operativo especial” de la Marina con los “marines” del otro lado.

Debate

Las autoridades eclesiásticas, en El Vaticano –por cierto a las jerarquías no les gusta el término “Santa Sede” cuando se trata de abordar cuestiones diplomáticas-, han decidido honrar al Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, asesinado en Guadalajara en mayo de 1993, elevándolo a los altares como beato y “mártir de la fe”. Con ello se confirma, con veintiún años de retraso, la tremenda afrenta contra un “príncipe de la Iglesia” que inició la serie de tres magnicidios, entre 1993 y 1994, destinados a modificar el perfil histórico de la nación.

Recuérdese que el crimen contra Posadas ocurrió el mismo año, 1993 repito, en el que fueron aprobadas por el Congreso d la Unión las reformas al artículo 130 Constitucional con la que las iglesias, todas ellas, recobraron su personalidad jurídica, para salir de la clandestinidad, y consecuentemente se reanudaron las relaciones entre México y la sede pontificia. Por ello, no extrañó a los eruditos del poder, que el Papa Wojtyla llegara, en el otoño del mismo ciclo, a Yucatán, recibido ya como jefe de Estado, y sólo mencionara, marginalmente y una sola vez, al Cardenal Posadas en petición de oraciones y sin el menor señalamiento hacia el poder político, obviamente involucrado a través de la oficina de la Presidencia a cargo del franco-español, Joseph-Marie Córdova Montoya, como hemos demostrado en ocasiones anteriores y en varios de mis ensayos políticos.

Con el mismo retraso, los funcionarios eclesiásticos debaten hoy sobre la “autenticidad” del llamado “Santo Grial” que se venera en la Basílica de San Isidro, en León, España. Parecen ignorar que, desde hace varias décadas, en Valencia, en el mismo “reino” de los zánganos Borbones, se venera igualmente otro “Santo Grial” ante el cual se postró el Papa Juan Pablo II en reconocimiento a la verosimilitud de la historia contada por los Cruzados. Una discusión con cuatro centurias, cuando menos, de retraso. Así son las cosas en la Iglesia, en donde no pocos atavismos perviven. ¿Es, por ejemplo, defendible la discriminación de las mueres quienes no pueden ser ministras de culto? Y son, por lo general, las más devotas.

La Anécdota

En Colima acaba de honrarse la figura de miguel de la madrid, cuya administración fue exh9ibida por sus nexos inconfesables con el narcotráfico. De hecho, la entrometida DEA estadounidense encontró rastros de que la familia política del ex mandatario y uno de sus hijos, Federico, tenían contactos con el cártel de las metanfetaminas, con sede bajo el Volcán de Fuego, y toda la tolerancia del gobierno federal.

Pero tal no fue óbice para que el gobernador, Mario Anguiano Moreno, señalado igualmente por la presunta participación de algunos miembros de su gabinete en el asesinato de su predecesor, Silverio Cavazos Cevallos, rindiera culto al ex presidente cuya familia es originaria de esas bellas tierras. Y no pudo faltar la denuncia popular:

–Como Anguiano no se atreve a levantarle un monumento a Arturo Beltrán Leyva –abatido por la Marina en Cuernavaca en diciembre de 2009-, se conformó con estrenar un busto del señor de la madrid, el gran protector de aquel cártel.

¿Quién escribe la historia? Por fortuna, ya no sólo los vencedores.

– – – – – – – – –  – – – – – – – – –

Web: www.rafael-loretdemoa.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

¿CUÁNTOS GOBERNADORES ESTÁN LIBRES DE PECADO? QUISIERA VER AL PRIMERO EN TIRAR LA PIEDRA CONTRA CUANTOS HAN USURPADO EL PODER Y MEDRADO CON ÉSTE EN LOS ÁMBITOS ESTATALES Y FEDERAL, SOBRE TODO ÉSTE ÚLTIMO. PERO MÁS QUE ELLO, SERÍA NECESARIO REPASAR LAS HISTORIAS DE LOS EX PRESIDENTES Y SUS FAMILIAS, DE UNA VEZ POR TODAS, PARA ENCONTRAR LOS HILOS CONDUCTORES ENTRE LAS PEORES MAFIAS. DE OTRA MANERA SEGUIREMOS EN EL PANTANO DE LA INCREDULIDAD Y POCOS, SÓLO LOS BENEFICIARIOS, SEGUIRÁN Y ABSORBERÁN LAS VERSIONES OFICIALES.

Comentarios con Facebook