EE.UU. debe reforma a los migrantes, afirma embajador en México

anthony-wayne-mexico-estados-unidos

México, 9 abr (PL) El gobierno de Estados Unidos les debe protección a los migrantes a través de una reforma migratoria integral, consideró hoy el embajador de ese país en México, Anthony Wayne.

Al participar en el foro Persona migrante, centro de la política migratoria, organizado en el Senado de México, el diplomático lamentó que algunos patrones abusen del sistema al emplear a indocumentados, lo cual genera que al menos 11 millones de personas vivan en las sombras.

La reforma, explicó, requiere que cualquier migrante sin papeles pague impuestos y una multa, y también que aprenda inglés y se someta a la verificación de antecedentes para poder ser elegible con vistas a obtener la ciudadanía.

Esa medida, según el funcionario, es una prioridad para el gobierno del presidente Barack Obama, pero hasta el momento permanece como una promesa electoral incumplida.

En junio pasado el Senado estadounidense, dominado por los demócratas, aprobó un proyecto de ley encaminado a avanzar en la naturalización de las más de 11 millones de personas sin papeles.

Sin embargo, la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se niega incluso a someter a sufragio una autorización para discutir el tema.

En el foro de este miércoles también estuvo el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia, quien se refirió a México como un país que enfrenta problemáticas en torno a la movilidad interna e internacional.

Manifestó que, en todos los casos, los migrantes se encuentran en un gran peligro de vulnerabilidad por estar lejos de su nación y por desconocer la manera de defender sus derechos humanos.

Pero también por la voracidad de delincuentes y de malos servidores públicos que, en lugar de ayudar, de apoyar, aprovechan esa condición de indefensión para lastimar y afectar, y no para favorecer el respeto a los derechos humanos, agregó.

De acuerdo con Plascencia, el ser migrante tiene que reconocerse hoy como un derecho para todas las personas y deben existir las facilidades adecuadas para que en buena medida cualquiera pueda aspirar a mejores condiciones de vida y desarrollo.

Por su parte, el padre Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, apuntó que en México se ve uno de los flujos migratorios más importantes, en el cual se sigue un recorrido peligroso y mortal para quienes se aventuran por él.

Señaló que la seguridad nacional ha crecido desproporcionadamente, pero no ha sido así la protección a los migrantes.

Comentarios con Facebook