Ejecutan en Texas al mexicano Ramiro Hernández Llanas

hernandez

El mexicano, Ramiro Hernández Llanas, quien pasó casi 15 de sus 44 años en el corredor de la muerte, fue ejecutado hoy mediante la inyección letal en la prisión estatal de Huntsville, Texas.

El hombre, de 44 años de edad, fue declarado muerto a las 18:28 horas, según información de la agencia de noticas AP.

La justicia declaró culpable a Hernández Llanas en febrero de 2000 por la muerte, tres años antes, de un hombre para el que trabajaba y la violación repetida de la esposa de éste, según figura en la ficha del Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Este mexicano nacido en Nuevo Laredo fue sentenciado a la pena de muerte por homicidio, violación y robo con allanamiento.

Hernández Llanas, originario de Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, se convirtió en el décimo mexicano en ser ejecutado en Estados Unidos.

Nueve de esas ejecuciones han sido efectuadas en Texas, con excepción de la de Benjamín Mario Murphy, ocurrida el 17 de septiembre de 1996 en Virginia.

La defensa de Hernández Llanas apeló sin éxito, a su discapacidad intelectual, al incumplimiento parcial de sus derechos como ciudadano extranjero y, en las últimas semanas, al cambio de proveedor de los fármacos para la inyección letal en Texas.

Ramiro tiene ocho hermanos y seis de ellos lo visitaron en los últimos días antes de la ejecución. Algunos viven en Estados Unidos y otros en México.

“Estos días hemos estado conviviendo juntos, llorando, riendo, compartiendo lo que él nos ha transmitido” , dijo a Efe una de las hermanas, Adelita.

“Su deseo es volver a su casa, de donde salió, volver a Nuevo Laredo. Esperamos que se haga realidad su sueño y descanse al lado de mi padre, que lo está esperando” , explicó.

Comentarios con Facebook