Hillary Clinton comienza a despejar dudas sobre elecciones de 2016

Hillary Clinton attends the Heads of State luncheon at the 67th General Assembly of the United Naitons, held at the UN Headquarters in New York City

Washington, 9 abr (PL) La exsecretaria norteamericana de Estado Hillary Clinton comenzó a despejar las dudas acerca de su posible lanzamiento a la carrera presidencial en 2016, tras afirmar que sí considera la posibilidad de postularse como candidata del Partido Demócrata.

Esta es la alusión más directa sobre el tema de la también exprimera dama (1993-2001), quien hasta ahora se había mantenido al margen de las especulaciones sobre su futuro político, aunque diferentes encuestadoras le otorgan altos puntajes de popularidad.

Clinton se refirió a la eventual decisión durante una conferencia de marketing en San Francisco, California, donde afirmó que sí piensa en participar en la contienda electoral pero aún hay tiempo, según destacan medios digitales.

La exjefa de la diplomacia estadounidense, de 66 años, ha realizado en los últimos meses varias giras por el país, para dar conferencias y discursos sobre distintos tópicos.

Para distintos observadores, una final presidencial podría ser entre la Clinton y el republicano Jeb Bush, exgobenador de Florida, quien tampoco ha decidido si entra en la puja electoral.

El nombre de Bush, hijo y hermano de expresidentes, empieza a barajarse después de los traspiés de un potencial candidato, Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, envuelto en un escándalo político.

Hillary Clinton fue derrotada por el entonces senador Barack Obama en la pelea por la nominación demócrata de cara a las presidenciales de 2008.

La además exsenadora permaneció en la cartera del Departamento de Estado desde enero de 2009 hasta febrero de 2013.

Un flanco por el cual la ataca la oposición es por el atentado que ocurrió durante su mandato contra el consulado de Estados Unidos en la ciudad libia de Bengasi (11 de septiembre de 2012), en el que resultaron muertos el embajador Christopher Stevens y otros tres connacionales.

Ese hecho resultó políticamente controvertido en Washington, así como las preguntas que surgieron sobre la preparación de la Casa Blanca y las explicaciones posteriores sobre lo que había sucedido.

Comentarios con Facebook