LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Operación sin precedente contra el narcotráfico en Rosario, Argentina

flipper1.jpg_88717827

Buenos Aires, 9 abr (PL) Unos tres mil efectivos de varios cuerpos de seguridad de Argentina realizan hoy un vasto operativo contra el narcotráfico en la ciudad de Rosario, que incluye al menos 80 allanamientos contra sitios donde se venden cocaína y marihuana.

En las operaciones que comenzaron esta tarde participan fuerzas de la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y de la Federal.

Citado por la prensa local, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien coordinó el plan en conjunto con el gobernador provincial, Antonio Bonfatti, del Partido Socialista local, dijo que se trata del “operativo más grande de la historia argentina con el objetivo de pacificar el área de Rosario”.

Esa ciudad de la provincia de Santa Fe se convirtió en los últimos años en el principal foco del trasiego ilícito de drogas, ayudado en particular por sus accesos al Río La Plata, y anteriores canales clandestinos de contrabando de mercaderías establecidos en la zona, explicó a Prensa Latina el analista político Norberto Galioti.

A ello se ha sumado la connivencia de políticos y de policías locales, alertó la académica Adriana Rossi, especialista en temas de narcotráfico. Actualmente, se desarrolla allí un juicio en el que están imputados por complicidad, entre otros, 35 agentes.

Por órdenes de la Justicia, las pesquisas se ejecutan en la zona norte, sur y oeste de esa urbe santafesina, una de las más pobladas del país y donde existe una numerosa capa social indigente cuyos miembros son utilizados por cabecillas de bandas de narcotraficantes.

Los allanamientos, en los que se confiscan lotes de drogas, armas y se realizan arrestos, se llevan adelante en 10 villas y barrios rosarinos, los más pobres de la urbe.

El procedimiento es resultado de una planificación de varios meses para desarticular las mafias narcotraficantes del Gran Rosario que operan desde los bunkers instalados en la periferia, dijeron las autoridades.

Para Galioti el problema del narcotráfico en Rosario es más profundo de lo que puede aparentar, y no solo se resuelve con repentinas movilizaciones represivas.

“Los excluidos de nuestra población que viven en los barrios marginados, empobrecidos y pauperizados comienzan a optar por formas de supervivencia en las que ya no les importa las perspectivas de vida y se incorporan así -o son captados- como mano de obra muy barata en este ilícito comercio de la droga”, fundamentó Galioti.

Ya no solo hay trasiego de narcóticos; ya comienza a producirse droga en Rosario, advierte el experto y señala que incluso se lava dinero, y la industria inmobiliaria que ha florecido en los últimos años es utilizada para ese blanqueo. “No es solo un problema de pobres que delinquen”, apuntó.

Comentarios con Facebook