Se van de puente sin aprobar las reformas

089832f0dff23f08e62d9c012b970785

(ng) CIUDAD DE MÉXICO. A partir de este viernes los 500 diputados federales se tomarán un largo puente vacacional de diez días por la Semana Santa, y sus líderes parlamentarios aceptaron sacrificarse sólo la última semana de abril -del 22 al 27- y, hacer un esfuerzo que les permitirá trabajar y sesionar “todos los días” en lo que resta del periodo, si es necesario.

Los legisladores volverán de su largo asueto sólo para tratar de concluir en 7 o 9 días -antes del 30 de abril- las pendientes leyes secundarias de las reformas política, electoral y de telecomunicaciones, además del rezago de decenas de dictámenes de leyes y reglamentos enlistados en la Mesa Directiva.

Para que los diputados federales puedan relajarse, la administración en San Lázaro tendrá que pagar 24.7 millones de pesos únicamente en sueldos de los legisladores durante los días que se tomen de vacaciones.

Un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) estima que cada sesión tiene un costo aproximado de 94.6 millones de pesos, y que cada día de los periodos legislativos cuesta 25.2 millones de pesos.

Se precisa que además del sueldo diario de cuatro mil 951 pesos -al mes recibe cada uno 74 mil pesos de su “dieta”, 45 mil 786 por su “asistencia legislativa” y 28 mil 772 para la “atención ciudadana”, es decir un total de 148 mil 558 pesos, todos los días los legisladores cuentan con los siguientes servicios y prestaciones: Servicio de transporte aéreo y terrestre, apoyo secretarial, asesores, alimentos, disponibilidad del servicio médico permanente, materiales y suministros, servicios generales, foros y eventos, entre otros.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, del Partido de la Revolución Democrática, aseguró que “existe disponibilidad, por parte de los diferentes grupos parlamentarios, para sesionar la Semana de Pascua del 21 al 27 de abril”.

Lo anterior –dijo- “tiene el objetivo de desahogar la mayoría de los temas pendientes y las minutas que envíe en ese periodo el Senado de la República a la Cámara de Diputados. No lo hemos acordado en la Junta de Coordinación Política, pero me han expresado los grupos parlamentarios su disposición para, de ser necesario, la semana siguiente de la Semana Santa, sesionar de martes a domingo”.

Comentarios con Facebook