Cultura, educación y sociedad: triada del desarrollo intelectual cuba

Folklorico-Nacional-de-Cuba

La Habana, 12 abr (PL) La adecuada relación entre cultura, educación y sociedad resulta importante porque en esa triada se define la continuidad en la formación del capital intelectual cubano, aseguró hoy la doctora Graciela Pogolotti.

En una intervención durante la sesión plenaria del VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la investigadora recordó cómo a partir de la guerra fría, el imperio le concedió una importancia especial a la batalla en el plano cultural.

Al respecto, dijo que leer no es solo descifrar un alfabeto, es también descifrar lo que se esconde detrás de las palabras, la intencionalidad, complejidad de los significados y riqueza semántica, por ello es tan importante ejercitar desde edades muy tempranas la capacidad de pensar.

En tal sentido, precisó que estudios sociológicos demuestran que cuando las personas, en especial los jóvenes, no pueden expresarse a través de la palabra, lo que se impone es la violencia.

Sobre este particular, la doctora María del Carmen Barcia recordó que la educación es la inversión más positiva que puede hacer la sociedad, pues ella nos hace retroceder o avanzar.

Hay que dignificar la imagen del pedagogo por la calidad humana, ética y el sentido de pertenencia porque estos son tiempos de dar, más que de exigir. No permitamos que la mediocridad se apodere de las aulas, ni que la educación sea un medio de vida, sino un modo de vida, pidió el actor Fernando Echevarría.

El director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, Lisardo García, informó que desde 2010 se creó en el país una comisión de perfeccionamiento, en la cual participan algunos intelectuales, que trabaja en las bases para introducir los cambios necesarios en el funcionamiento de la escuela cubana.

Adelantó que para septiembre venidero comenzará en algunos territorios cubanos la implementación de este proyecto, que propone -desde una mirada crítica y severa- la creación de un currículum escolar flexible en el que esté presente lo mejor de la nación, y permita un desarrollo creativo entre los educandos.

Reto grande que no puede llevarse a cabo sin la participación de los intelectuales porque requiere una manera distinta de pensar la educación, pero que responda al socialismo y a los mejores valores de la sociedad cubana, concluyó.

Comentarios con Facebook