Detiene PGJE al presidente municipal de Apatzingán y obtiene orden de aprehensión en contra del presidente municipal de Tacámbaro

uriel-chavez-mendoza

En cumplimiento a la orden de aprehensión dictada por el Juez Penal de la Causa se logró la detención de Uriel Chávez Mendoza, presidente Municipal de Apatzingán, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de extorsión en agravio de Ramón Santoyo Gallegos, José Martín Gómez Ramírez y Ricardo Reyna Martínez

Los hechos se hacen consistir en que desde el mes de enero del 2012, mediante intimidación obligaron a los ofendidos a entregar cada uno de ellos, la cantidad de 20 mil pesos de su sueldo para apoyar las actividades de un grupo delincuencial.

Los ofendidos refirieron que fue el propio presidente municipal Uriel Chávez Mendoza quien los condujo a ellos y a los demás regidores al paraje ubicado cerca de la comunidad de Las Bateas del mismo municipio, sitio donde fueron recibidos por personal fuertemente armado, quienes les dijeron ser integrantes de un grupo criminal y que era necesaria esa cantidad de dinero para apoyar en la compra de armas, no dejando otra opción a los ofendidos para entregar el recurso exigido, ocasionándoles un daño al patrimonio de los afectados.

Gracias a la confianza de la ciudadanía, la denuncia fue presentada en fecha 6 de marzo del presente año, integrándose la averiguación correspondiente y obteniéndose el mandamiento judicial que este día fue cumplimentado.

Por otra parte se obtuvo orden de aprehensión en contra del presidente municipal de Tacámbaro, Noé Octavio Aburto Inclán, por su probable responsabilidad en el delito de peculado, cometido en agravio de ese Ayuntamiento Constitucional.

Con relación a los hechos, se estableció que con fecha 17 de octubre del 2012, el presidente municipal distrajo en provecho ajeno de una maquina Caterpillar propiedad del Ayuntamiento, con valor de 2 millones 100 mil pesos; para lograr su objetivo presentaron una denuncia por robo de la maquinaria, falseando sus declaraciones ante la autoridad.

Comentarios con Facebook