Dakota del Norte refleja división en EE.UU. sobre tema del aborto

aborto-dakota

Washington, 17 bar (PL) Estados Unidos es un país dividido en cuanto al tema del aborto, pese a los llamados del presidente Barack Obama de respectar este derecho, legalizado aquí hace 41 años.

En especial, los republicanos han tratado de torpedearlo con leyes estatales que pretenden restringirlo como es el caso de Dakota del Norte, cuya ley, considerada la más dura del país, fue anulada la víspera por un juez federal.

La medida prohibiría interrumpir el embarazo una vez que se puedan detectar los latidos del corazón de un feto o embrión, proceso que ocurre alrededor de las seis semanas de gestación, cuando aún muchas mujeres ignoran que están encintas.

En su veredicto, el juez del tribunal de distrito, Daniel Hovland, dijo que la ley “no es válida y es inconstitucional”.

La medida figuró entre cuatro iniciativas contra el aborto que el gobernador republicano Jack Dalrymple firmó en 2013 con el respaldo de la legislatura de su partido en ese territorio del medio oeste.

El 22 de enero de 1973, el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó en el caso conocido como Roe vs. Wade que la decisión de una mujer a abortar está protegida por su derecho a la vida privada.

A inicios de 2013 las encuestas señalaron que cerca del 70 por ciento de los ciudadanos no quiere que la Roe vs. Wade fuese revocada, la cifra más alta de apoyo a mantener esta ley desde que se realizó el sondeo por primera vez en julio de 1989, cuando logró el 58 por ciento de respaldo.

Comentarios con Facebook