Descarta Putin bloque militar de Rusia con China

Putin-legalidad-referendum-Crimea-resultado_TINIMA20140316_0329_5

Moscú, 17 abr (PL) El presidente ruso, Vladimir Putin, descartó hoy la creación de un bloque militar con China y resaltó el peso del gigante asiático en las relaciones internacionales, tras responder a preguntas en vivo ante la audiencia.
Rusia no se plantea una alianza político-militar con China, toda vez que ese sistema de bloques se agotó por sí mismo, puntualizó Putin en el programa anual de Línea directa que se transmitió por los canales federales y radioemisoras.
Expresó al mismo tiempo el mandatario que Moscú y Beijing ejercerán una influencia significativa en todo el orden de las relaciones internacionales.
Las relaciones ruso-chinas serán un factor relevante en la política mundial y de una manera notable influirán en la arquitectura de las relaciones internacionales, opinó el jefe del Kremlin, al resaltar el elevado grado de confianza mutua y alto nivel de cooperación bilateral.
A lo interno, Putin dijo estar convencido de que las cuestiones discutibles y polémicas sobre la vida del país, incluido el tema crimeo, no deben conducir a extremas formas de lucha ni reducir a las personas por sus puntos de vistas.
Putin comentó así frases de la dirigente Irina Projorova del opositor partido Plataforma Cívica de que a las personas por lo general que disienten le niegan el rango de patriota.
Consideró el estadista al respecto que el deseo de algunos en una derrota de su propio país no es la mejor variante, en referencia a quienes en Rusia apostaron por un fracaso ruso en torno a los acontecimientos en Crimea.
Al retomar el tema ucraniano, el gobernante manifestó esperanza en que no se vea obligado a usar su derecho constitucional de emplear las Fuerzas Armadas en territorio de Ucrania, concedido por ambas cámaras del Parlamento, el pasado mes, en su condición de comandante en jefe, al invocar cuestiones de seguridad nacional.
Espero que puedan resolverse por medios políticos y diplomáticos los problemas agudos de hoy en Ucrania, acotó el líder ruso, aunque precisó el deber de Moscú de ayudar a esas personas en el este ucraniano a defender sus derechos y de manera independiente a determinar su destino.
Por eso vamos a luchar, subrayó el Presidente durante la duodécima edición del programa anual de Línea directa, en vivo con la audiencia nacional.
Comentó Putin que no estaba de acuerdo con quienes piensan que el presidente legítimo Víktor Yanukóvich huyó durante la fase violenta de los acontecimientos en Kiev.
Respondió que no huyó sino que viajó a las regiones y que en cuanto abandonó Kiev ocuparon los edificios gubernamentales, la sede presidencial y del Gobierno. Recordó que Yanukóvich firmó un acuerdo con los líderes de la oposición, el 21 de febrero, con representantes de Alemania, Francia y Polonia como testigos garantes.
Insistió Putin en que el pacto consistía en que Yanukóvich no emplearía el Ejército, retiraba de la capital las agrupaciones de Interior incluidas las unidades de Berkut (antimotines), mientras que la oposición se comprometió a liberar las instalaciones ocupadas, eliminar las barricadas y a desarmar a su gente.
Agregó que estaba convencido en que Yanukóvich consentiría incluso el anticipo de elecciones y mucho más, pero la oposición siguió adelante hasta materializar el golpe de Estado.
Las cuestiones sobre la situación en Ucrania y en torno a Crimea relegaron este año las preocupaciones de los rusos, tradicionalmente concentradas en los problemas sociales internos.

Comentarios con Facebook