Rusia proyecta colaboración internacional en ciberdefensa

Rosoboronexport

Moscú, 19 abr (PL) El principal consorcio ruso exportador de armamentos (Rosoboronexport) presta atención a las armas cibernéticas que muy pronto se abrirán paso en el mercado mundial, confirmó hoy el servicio de prensa de esa corporación.
Rusia necesita tomar medidas para hacer frente a estas amenazas, aseguró Yuri Sidorin, funcionario de esa empresa.
Citado por la oficina de prensa de la compañía, Sidorin advirtió que pronto algunos prototipos de estas armas aparecerán en el mercado mundial y serán necesarias medidas eficaces para enfrentar tales amenazas.
Rosoboronexport debe estar preparada para cooperar con socios extranjeros en materia de seguridad imnformática y en lucha contra las ciberamenazas, advirtió el experto.
Enfatizó en la necesidad de elaborar la base legal de esa cooperación y determinar los productos de uso castrense autorizados para su exportación, así como los países a los que se puede suministrar componentes digitales y sistemas integrados de seguridad cibernética.
Sidorin mencionó como una amenaza real la accesibilidad sin autorización a la información, a los sistemas de dirección automatizada de procesos tecnológicos y a bases de datos clasificados como restringidos.
Ponderó el experto la importancia de la auditoría de los sistemas de gestión de la seguridad informática, el empleo de canales protegidos para el intercambio de información y el personal calificado.
El Ministerio de Defensa de Rusia publicó por primera vez el 20 de agosto de 2013 los planes de crear tropas cibernéticas.
Interrogado acerca de cuándo entrarían en disposición combativa esas fuerzas, el entonces viceministro de esa cartera general Oleg Ostápenko respondió que si esa misión se llevaba a cabo significaba que era necesario. Todo será cumplido en los plazos previstos, subrayó.
Semanas antes, el líder ruso, Vladimir Putin, exhortó a considerar los nuevos retos en materia de defensa, entre ellos la militarización del ciberespacio.
Putin instó a reforzar la protección de los sistemas informáticos en instalaciones de importancia estratégica y advirtió que el potencial destructivo de un ciberataque puede ser superior al de las armas convencionales.
En marzo último, la cancillería rusa se sumó a otras instituciones estatales cuyos sitios web fueron atacados tras el derrocamiento en Ucrania del presidente Víktor Yanukóvich y la imposición en Kiev de autoridades a las que Moscú no reconoce.

Comentarios con Facebook