Veneno Puro

RAFA LORET

*Realidad a la Vista

*Claves desde los EU

*Los Padres Acusados

La recuerdo muy bien. Era una señora de clase media, entrada en los setenta, con varias cruces pendiéndoles del cuello; casi con aire angelical. Se me acercó, en Irapuato, precisamente en donde viví varios años dirigiendo el histórico Diario que fue víctima de la persecución desde el poder –eran los días de Enrique Velasco Ibarra, el pequeño gobernador-, luego de una conferencia en la que expuse las similitudes entre el pasado y el presente… incluso con algunas versiones corregidas y aumentadas en contra de los derechos colectivos.

–No podrá usted negar –me dijo- que hace veinte años no habría podido usted hablar como lo hace hoy. Siquiera debiera estar agradecido por ello.

Sólo le faltó decir, como en otras ocasiones he escuchado, que no podía explicarse cómo seguía vivo un crítico irredento dentro del berenjenal en que se ha convertido la interrelación entre el periodismo y el poder público, insistente en cubrirle las espaldas al mandatario en ejercicio0 porque de otra manera –y así lo expresan- se pone en riesgo la estabilidad del país y la consiguiente seguridad del Estado. Puras tonterías nacidas de las justificaciones autocráticas heredadas de un presidencialismo que “concedía” a sus opositores algunos espacios en el Legislativo. Luego tomaron otros cauces.

A lo mejor quienes me descalifican señalan hacia mi flanco débil moral, esto es seguir con vida, dentro de un ámbito en que el número de periodistas asesinados es el mayor de cuantos se han registrado en un lapso sexenal, superando ya a la ominosa administración de Miguel de la Madrid, cuando se dio el primer “boom” del narcotráfico bajo la tutela del nefasto manuel bartlett, quien ahora se presenta como falso izquierdista con refugios partidistas igualmente simulados. Claro, es muy sencillo señalar hacia el crimen organizado –lo hemos dicho ya-, para esconder las manos y, sobre todo, las verdaderas intenciones de una clase política que sabe negociar cuando le conviene y aparenta lo contrario igualmente cada que se le antoja.

Así ocurrió con felipe calderón quien, durante su arranque, envió a su “delfín”, Juan Camilo Mouriño, a negociar con “El Chapo”, Joaquín Guzmán Loera, para tratar de ajustar en un solo mando el tráfico de estupefacientes a cambio de asegurar la paz general e imponer ciertas reglas para controlar las acciones de los grandes cárteles y que, por ende, nadie se saliera del huacal. Falló el propósito, murió Mouriño en circunstancias oscuras –nadie se cree en la versión sobre las turbulencias previas aun cuando tampoco hay uno solo que pueda demostrar otra cosa entre los investigadores del suceso-, y sobrevino entonces la cruenta e inútil “guerra de Calderón” en la que, con cien mil víctimas –de acuerdo a listados extraoficiales porque los panegiristas de calderón “sólo” reconoce 60 mil-, no han servido siquiera para disminuir las exportaciones de drogas hacia el gran mercado del norte, el mayor del mundo. Una aberración de la que, sin duda, deberá responder calderón ya mismo porque nada se ha hecho contra él desde el amanecer de diciembre de 2012.

Recordando a la dama de Irapuato, repaso de nuevo el informe más reciente de “Reporteros sin Fronteras”, una organización asentada en los Estados Unidos que se ha dado a la tarea de investigar las agresiones contra el periodismo en el mundo entero, que coloca a México, nada menos, en el lugar número 149, de 179 posibles, en la parte más baja del listado. Basta con ello para explicar que nuestro país está al nivel, en materia de seguridad para los periodistas, de las peores dictaduras y de los pueblos más atrasados de África. La caída vertical se produjo ahora, ni siquiera en los tiempos delamadridianos, acaso cuando la derecha asumió que los críticos formábamos parte del círculo rojo al que el poder detestaba –en voz de los fox-, o el mismo día en el que calderón optó por vengarse contra cuantos no le habían apoyado incondicionalmente durante su desaseado periplo electoral hace ya seis años. Todos sabemos a quienes nos referimos.

Durante ese penoso lapso, se privilegió la reconquista española –así la ven allende el mar aunque, insisto, México, como nación surgida en 1821, jamás ha sido motivo de tal afrenta-. Por ejemplo, el muy conocido grupo “Prisa” –quien edita “El País” de Madrid, con supuesta tendencia izquierdista-, creció en México, compró buena parte de las acciones de la XEW, es decir de Televisa Radio, y comenzó a imponer normas tales como descabezar a los conductores incómodos –digamos Carmen Aristegui-, y controlar los noticiarios con criterios propios del franquismo. Una coyuntura inexplicable por el origen del consorcio y la mancuerna que hacía con el entonces gobierno español bajo el mando del PSOE. Ahora, después de la victoria del Partido Popular en 2012, el cotidiano mencionado ha vuelto a los cauces de la crítica, ya olvidados, luego de siete años de estar salvaguardando lo imposible: el fracaso de José Luis Rodríguez Zapatero, incapaz de mantener siquiera la cohesión nacional; por eso ahora los catalanes exigen su total soberanía… para integrarse a la Unión Europea de la que España ya forma parte. El absurdo no tiene límites.

México es más inseguro que Cuba, casi como Haití, para los periodistas. ¿Qué puede decir de este hecho incontrovertible el señor calderón, quien propició la recaída?¿Qué todo es consecuencia del pasado priísta y de los criminales que los alientan?¿Acaso el PAN no gobernó doce años el país con muy pobres resultados en todos los renglones, productivos y políticos? Esto es, ya no puede el panismo, ahora dividido, tapar el sol con un dedo y refugiarse en las falacias para salir avante en los debates periodísticos y en los que vendrán más tarde, con la mira puesta en 2018, entre los postulantes a la Presidencia, quienes ya están en plena carrera pero atados, muy democráticamente, hasta que el organismo rector, el INE ya reconstruido, les enseñe la bandera verde. ¿No es ésta una actitud francamente fascista?

¿Y de los dineros sucios cuando hablamos? Porque resulta que hay señalamientos genéricos, por parte de distintas instancias, sin denuncias concretas, bien avitualladas jurídicamente, como las que debían darse si se respetara la Constitución. Quizá por decir estas cosas la Espada de Damocles comienza a pender sobre mi cabeza, como ha ocurrido con tantos otros. ¿Pagaré por la culpa de haber documentado primero el alcoholismo del señor calderón?¿Y cuándo sucedía a través d la célebre Puerta 4 de Los Pinos, acreditado con fuentes de primera mano, que no ha merecido el menor desmentido? Cuanto se ha publicado al respecto –“2012: La Sucesión” y “Nuestro Inframundo”-, ya tiene fe pública; y ni el señor calderón, con todo y su parafernalia e intocable por el momento, puede cambiarlo.

El hecho indiscutible es que vamos a la zaga en materia de libertad de expresión en este 2014. Y si antes, durante la hegemonía priísta, el intervensionismo estatal asfixiaba, ahora es bastante peor aunque se diga que podemos hacer los señalamientos ya registrados. Sucede, nada más, que la sociedad ha madurado y los periodistas, asumiendo más riesgos, incluso el de poner en juego a la vida, vamos ganando, a contracorriente, nuevos espacios.

Debate

Es interesante subrayar que a los Estados Unidos y su gobierno poco le interese el destino de los periodistas asesinados, desaparecidos o perseguidos en México, cuando ellos alegan ser garantes de la libre expresión –no lo son, desde luego, porque prevalecen allí los intereses de los grandes consorcios por encima del gobierno incluso-, y arremeten contra la ausencia de resultados más efectivos en cuanto a la guerra contra los capos y cárteles que, como hemos señalado tantas veces, han infiltrado al ejército, la marina y la Secretaría de Seguridad Pública.

Durante una visita del entonces vicepresidente norteamericano, Joe Biden, en los prolegómenos de la contienda presidencial de 2012, el personaje se permitió subrayar el grado de influencia de la Casa Blanca en la perspectiva futura. Hasta Andrés Manuel López Obrador acudió, solícito, al llamado del embajador Earl Anthony Wayne, para que en su sede diplomática disertara con el alto funcionario visitante y éste pudiera medirlo cara a cara como hizo igualmente con la nueva “dama de hierro”, Josefina Vázquez Mota, y el ofrecido señor Peña Nieto que le garantizó dar continuidad a la batalla contra los criminales… como si se tratara de un párvulo prometiéndole al tutor portarse mejor que sus hermanos para ser merecedor de algún premio. Sencillamente vergonzoso.

Luego se hablaría de que los Estados Unidos, porque lo dijo Biden, no será un factor determinante a la hora de resolver los futuros comicios en nuestro país. Como si no lo hubiera sido en 2000, 2006 y 2012.  Esto es: la costumbre de negar lo que se sabe es cierto pero no conviene reconocerlo ni, mucho menos, divulgarlo. Cuestiones de Estado, aseguran. Porque, sin duda, como nunca antes, la Casa Blanca busca recuperar su influencia sobre el sur de sus fronteras, sus naciones satélites, porque considera que dejó muchos espacios aprovechados por los grandes mafiosos ahora también inmiscuidos en los procesos proselitistas como elementos decisorios… aunque nadie, ni el señor peña nieto, se atreva a señalar a los beneficiarios.

Y es que escupir hacia arriba siempre es infortunado.

La Anécdota

En el primer mundo, los padres están quedándose sin autoridad moral. En España, por ejemplo, una jovencita de dieciséis años denunció a sus progenitores por haberla castigado –y tenían razones para ello- con dejarla en casa, sin poder salir. La policía actuó y mando a la pareja a prisión por cuatro años; se estudia ahora a cuánto ascenderá la fianza. En aquel hogar, ya nadie preguntará quien gobierna porque quedó evidenciado. La cuestión es cómo, entonces, encontrar vías para educar a las nuevas generaciones. Alegan que de seguirse así, el ochenta por cieno de los padres españoles acabarán en los juzgados. ¿Y si habláramos de los mexicanos?

La vida familiar está siendo profundamente alterada por los excesos coercitivos. Y ello jamás será mejor para los jóvenes que buscan un horizonte más abierto, ecuánime y justo.

–    – – – – – – – – – – – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

SÓLO LOS INGENUOS PUEDEN ASEGURAR QUE EL GOBIERNO MEXICANO NO ESTÁ SIENDO PRESIONADO POR SUS CONTRAPARTE ESTADOUNIDENSE; O QUE LA RECIENTE VISITA DEL PRESIDENTE FRANCÉS, FRANCOIS HOLLANDE, NO CONLLEVABA LA INTENCIÓN DE ACERCARSE A LOS CONTRATOS POR VENIR DE PEMEX. QUIZÁ POR ELLO EL TEMA SOBRE MAUDÉ VERSINI, LA EX ESPOSA DEL NEFASTO arturo montiel rojas, TÍO DEL MANDATARIO MEXICANO EN FUNCIONES, LA FRANCESA QUE RECLAMA A SUS HIJAS DESDE PARÍS Y SE ESTRELLA ANTE EL IMPERIO DEL MEXIQUENSE, NI SIQUIERA FUE PLANTEADO. MÁS PUEDE, POR LO VISTO, UNA SECUESTRADORA QUE UNA MADRE…AUNQUE SU VIDA HAYA SIDO UN TANTO DISOLUTA.

Comentarios con Facebook