Crece oposición a programa económico de gobierno francés

FrançoisHollande

París, 24 abr (PL) El programa de austeridad preparado por el gobierno del presidente francés, François Hollande, para reactivar la economía y equilibrar las finanzas, es objeto hoy de numerosas críticas, incluso en el seno del gubernamental Partido Socialista (PS).
Un grupo de legisladores de esa agrupación advirtió sobre la posibilidad de abstenerse de votar a favor del proyecto cuando se discuta en próximo martes en la Asamblea Nacional, lo cual pondría al Gobierno en serias dificultades.
La diputada bretona Chantal Guittet, aseguró que “no fue elegida para eso”, en alusión a medidas como congelar los salarios de los empleados públicos y las pensiones de los jubilados hasta 2017, así como la reducción de los subsidios a los más desfavorecidos.
Mientras, Laurent Baumel, quien había expresado su confianza al primer ministro Manuel Valls, aseguró en un mensaje que esta vez no votará pues las lecciones del revés en los comicios municipales de marzo no fueron escuchadas en el ejecutivo.
El proyecto aprobado la víspera por el Consejo de Ministros implica una restricción presupuestaria de 50 mil millones de euros de aquí hasta el 2017.
La medida de ajuste pretende compensar los 30 mil millones que se dejarán de recibir debido a las rebajas fiscales ofrecidas al sector privado a cambio de generar nuevos empleos e invertir en el país, según el denominado Pacto de Responsabilidad.
Además, el Gobierno pretende reducir el déficit fiscal al tres por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a finales de 2015, como establecen los tratados europeos de austeridad firmados y ratificados en 2012.
En medio de estas políticas restrictivas, el ministro de Finanzas y Cuentas Públicas, Michel Sapin, anunció un crecimiento del PIB de uno por ciento este año y de 1,7 el próximo.
Para tratar de aplacar el disgusto en las filas de su partido, Sapin dijo que están sobre la mesa de negociaciones “algunos pequeños gestos” a favor de las pensiones y los salarios más bajos en el sector público.
En una entrevista publicada este jueves por el diario Lâ€ÖHumanité, el secretario nacional del Partido Comunista Francés, Pierre Laurent, dijo que el descontento de los diputados del PS refleja la falta de apoyo al programa económico del Gobierno, incluso en sus mismas filas.
“La cuestión ya no es salvar a Hollande, sino salvar a la izquierda, antes que la derecha y la extrema derecha lo ocupen todo”, aseguró Laurent.
La víspera, el jefe de Estado fue abucheado por pobladores opuestos a su programa de austeridad en la ciudad de Carmaux, adonde acudió a rendir un homenaje al célebre político francés Jean Jaurés.

Comentarios con Facebook