Universitarios de EE.UU se suman a protesta contra oleoducto Keystone

225 Oleoducto Keystone XL

Washington, 24 abr (PL) Estudiantes de tres universidades de Minnesota viajarán mañana a esta capital para sumarse a una semana de protestas protagonizada por indígenas, agricultores y ganaderos de Estados Unidos para exigir el rechazo del polémico oleoducto canadiense Keystone XL.
De acuerdo con el activista Andy Pearson, los jóvenes proceden de los centros académicos de Minnesota-Duluth, Macalester y Carleton, y planean recoger a otros alumnos en las ciudades de Madison, Wisconsin y Chicago antes de llegar a Washington D.C.
Una vez en la capital estadounidense, los universitarios se integrarán a las acciones pacíficas que comenzaron el martes anterior y cerrarán este sábado con una manifestación de al menos cinco mil personas.
Cientos de indígenas y agroproductores llegaron a caballo al Congreso y se instalaron en tipis (chozas típicas de los nativos) en el emblemático parque Explanada Nacional de Washington D.C. en rechazo a la obra, que llevaría 830 mil barriles diarios de crudo bituminoso desde la provincia de Alberta hasta Texas.
La iniciativa se denomina Reject and Protect (Rechaza y protege) e incluye la celebración de rituales, presentación de símbolos y distribución de mensajes alusivos al resguardo del agua, la tierra y el aire, y al peligro que representa el Keystone para los recursos naturales.
Sus protagonistas encendieron una hoguera sagrada en medio del campamento, planean este jueves una ceremonia religiosa frente a la residencia del secretario de Estado, John Kerry, y esperan la participación del rockero canadiense Neil Young y la actriz estadounidense Daryl Hannah.
La semana de desobediencia civil comenzó después de que el Departamento de Estado retrasó por tercera vez la decisión definitiva sobre el Keystone, valorado en 5,4 millones de dólares.
El presidente Barack Obama aplazó la respuesta hasta después de las elecciones de medio término del Congreso en noviembre próximo, cuando se renovará un tercio del Senado, toda la Cámara de Representantes, 38 gobernaciones y 46 de las 50 legislaturas estatales.
En las últimas semanas aumentaron las presiones en contra y a favor del Keystone porque el próximo 31 de mayo Kerry debe entregar la revisión final del proyecto, y el mandatario sería el responsable de dar la última palabra.
El Partido Republicano, la industria del petróleo, algunos sindicatos y el gobierno canadiense son los más fieles seguidores del proyecto y lo defienden con el argumento de que creará 20 mil empleos en las dos naciones, impulsará la economía nacional y aliviará la dependencia del crudo del Medio Oriente.
Pero sus detractores aseguran que el crudo bituminoso genera tres veces más gases de efecto invernadero, destruye áreas boscosas y consume grandes cantidades de agua dulce.

Comentarios con Facebook