Californianos se preparan para gran terremoto

SF_California_Street_USA

Washington, 25 abr (PL) Autoridades californianas preparan un sitio experimental para instalar un sistema de alerta sísmica y evitar males mayores si llega a ocurrir un movimiento telúrico de gran magnitud.
La ciudad de Long Beach fue seleccionada para este  procedimiento, indica un informe del Instituto Tecnológico de California y el Servicio Geológico de Estados Unidos.
El proyecto Red de Alerta Temprana de Movimientos Telúricos de California y el Sistema de Alerta de Terremotos emplearán redes sísmicas ya existentes para detectar movimientos de moderados a grandes, a fin de lanzar una advertencia.
Previsiones indican que el denominado “Big One”, el gran terremoto que amenaza la zona, podría tener su epicentro en algunas de las más de mil fallas sísmicas que existen en la región.
Buscamos formas más avanzadas para prepararnos ante desastres y los pocos segundos de advertencia podrían salvar vidas y proteger propiedades, declaró a medios de prensa el alcalde de Long Beach, Robert Foster.
En Los Ángeles, en un radio de unos 140 kilómetros alrededor del centro de la ciudad y que cubre a Long Beach, 265 personas murieron por sismos entre 1933 y 1994.
Los estudios indican que ya se inició la cuenta regresiva para que ocurra la ruptura de la falla de San Andrés, la que ahora sería mayor que cuando golpeó la región en 1857 con su fuerza de 7.9 grados en la escala de Ritcher y caminó por 400 kilómetros entre los condados de Monterey y San Bernardino.
Expertos consideran que ahora esa monstruosa sacudida puede llegar a los 8.1 grados y avanzar unos 700 kilómetros en una región altamente poblada desde el condado de Monterey hasta Salton Sea, en el norte del estado, donde se asienta una de las grandes economías del mundo y la “ensaladera” de Estados Unidos.

Comentarios con Facebook