Canadá prohíbe al sector de comidas rápida contratar extranjeros

019-macdonalds

Ottawa, 25 abr (PL) Canadá prohibió a las cadenas de comida rápida el uso de un programa para trabajadores extranjeros temporales en respuesta a numerosas denuncias sobre violaciones a ese plan federal y maltratos laborales por parte de firmas como McDonald`s.
Según el ministro de Empleo, Jason Kenney, la moratoria tiene carácter inmediato y tendrá vigencia hasta que el Gobierno confirme si en realidad algunas compañías de ese sector abusaron del proyecto, creado en 1973 para cubrir la escasez de mano de obra en la nación norteamericana.
Ese despacho investiga desde dos semanas a varios concesionarios de McDonald’s que operan en las provincias de Alberta y en Columbia Británica, y les suspendió los permisos laborales tras conocerse que despidieron sin motivos a trabajadores canadienses para reemplazarlos por personas de otros países.
De acuerdo con las alegaciones, la compañía estadounidense les paga menos a los empleados extranjeros, les descuenta de sus sueldos el pago de costosos alquileres, no les reembolsa los gastos del viaje ni tampoco les permite hacer horas extras.
Incluso, un ciudadano beliceño acusó a la multinacional de esclavizarlo, engañarlo y obligarlo a pagar un apartamento caro, antes de despedirlo por supuestamente quejarse en Internet de los abusos e intimidaciones que reciben los trabajadores de sus restaurantes.
Antes de la decisión de Kenney, la dirección de McDonald’s Canadá suspendió por iniciativa propia el uso del programa para trabajadores extranjeros temporales mientras dure una auditoría sobre las irregularidades atribuidas a sus franquicias.
Pero el consejero delegado de la empresa, John Betts, calificó ayer de “estupideces” esas denuncias y dijo que son solo un ataque a la marca y a su sistema.
Además de la moratoria, el Estado amenazó con acusar de fraude y enviar a la prisión a los empresarios que abusen del programa federal.
La Cámara de los Comunes también debate un proyecto del ley que facilitará la imposición de sanciones administrativas a quienes mientan en su solicitud para traer a Canadá empleados del exterior y violen los términos del proyecto.

Comentarios con Facebook