LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Dialogan presidente guatemalteco y secretario de Defensa de EE.UU.

0

Guatemala, 25 abr (PL) El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, dialogó hoy sobre seguridad con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, quien llegó al país centroamericano tres semanas después de que viajara el general John Kelly, del Comando Sur estadounidense.
El encuentro fue este viernes en la Fuerza Aérea Guatemalteca con Hagel, quien llegó ayer a esta capital procedente de México.
Según declaró el gobernante a periodistas, ambos trataron asuntos relacionados con la cooperación en seguridad  e inteligencia y lucha contra el crimen organizado transnacional y el narcotráfico en la región.
Luego del intercambio, Pérez Molina y Hagel viajaron a la aldea Los Limones, en Gualán, en el oriental departamento de Zacapa, donde ayer se instaló el proyecto Más allá del horizonte, en el cual trabajarán los Ejércitos de ambos países durante tres meses, según informó el ministro guatemalteco de Defensa, general Manuel López.
Hagel asumió en el cargo el 27 de febrero del pasado año, y su visita es la primera de un secretario de Defensa estadounidense a esta nación centroamericana desde 2005.
Uniformados estadounidenses están involucrados desde 2012 en la denominada operación Martillo, que busca luchar contra el narcotráfico, según han expresado autoridades de ambos gobiernos.
Pérez Molina ha reiterado en varios discursos que la política de lucha armada contra el narcotráfico y el prohibicionismo de las drogas ha fracasado y ha instado a buscar nuevas rutas para mitigar los daños de ese flagelo.
Al respecto, el dignatario dijo en septiembre del año anterior en la Asamblea General de la ONU que no pueden aplicarse los mismos métodos y esperarse resultados diferentes.
El jefe de Estado guatemalteco llamó a evaluar una propuesta de manera internacional en pro de reducir los perjuicios que provoca el trasiego de estupefacientes ilícitos.
La droga se ha convertido en un producto sumamente lucrativo en los enormes mercados encabezados por Estados Unidos, que consume cada año entre 150 y 160 toneladas de cocaína, conforme con datos de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU.

Comentarios con Facebook