Correa afirma que grupo ecologista está infiltrado por opositores

Quito, 26 abr (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, afirmó hoy que el 90 por ciento de los integrantes de un colectivo opuesto a la explotación petrolera del parque natural Yasuní son políticos opositores que buscan hacer daño al gobierno.
De colectivo de jóvenes ecologistas no tiene nada, apuntó Correa en alusión a Yasunidos, una organización que promueve una consulta popular sobre la extracción del crudo existente en esa reserva natural de la Amazonía ecuatoriana.
El mandatario, quien emitió este sábado su acostumbrado informe semanal de labores desde la ciudad italiana de Génova, agregó que si acaso 10 de los miembros de ese grupo son auténticos jóvenes preocupados por el Yasuní
El 90 por ciento restante son los mismos tirapiedras (opositores violentos) de siempre, aseveró Correa, quien acusó al Movimiento Popular Democrático (MPD) de estar enquistado en el colectivo Yasunidos.
Son los mismos politiqueros que se han opuesto a todo, todo el tiempo y sacaron el tres por ciento en las elecciones presidenciales de 2013, añadió.
Para demostrar sus palabras, durante la transmisión del Enlace Ciudadano se presentaron imágenes de una reciente protesta que protagonizaron miembros de Yasunidos frente al Consejo Nacional Electoral, y en la que aparecen varios conocidos políticos opositores del MPD y del movimiento indígena Pachakutik.
Estén muy atentos, porque esa es la estrategia que utilizan los que no nos pueden vencer en las urnas para crear problemas, y luego acusar al gobierno de represor, alertó Correa.
Recalcó que es mentira que la explotación petrolera vaya a destrozar el Yasuní, como asegura la oposición, pues sólo se afectará el uno por mil de toda el área que ocupa esa reserva natural.
Es el uno por mil contra 18 mil millones de dólares que se van a utilizar para combatir la pobreza, aseguró el mandatario ante miles de emigrantes ecuatorianos que se reunieron en un coliseo de Génova para escucharlo.
El tema del Yasuní entró en la política nacional luego de que el 15 de agosto pasado Correa anunció el fracaso de una iniciativa que buscaba dejar bajo tierra el crudo existente en esa región amazónica, a cambio de una compensación monetaria internacional.
Pero seis años después de presentada la propuesta, solo se logró recaudar el uno por ciento de los tres mil 600 millones de dólares que pedía Ecuador a la comunidad internacional, por lo que el gobierno decidió explotar esas reservas calculadas en unos 18 mil millones de dólares.
El aprovechamiento de los recursos naturales de la Amazonía es apoyado por la mayoría de los alcaldes de esa región y por Amazonía Vive, un frente que se propone recoger un millón de firmas en respaldo al gobierno central.

Comentarios con Facebook