Violencia, diálogo, canonización: semana intensa en El Salvador

San Salvador, 26 abr (PL) Un repunte de la violencia, un diálogo amplio para enfrentarla y el recibimiento por el papa Francisco al presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, figuran entre los temas más connotados esta semana en El Salvador.
También fue muy seguido por buena parte de la población la creación de dos comisiones de antejuicio contra dos diputados de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), denunciados por el presidente, Mauricio Funes, por difamación y calumnia.
Luego de las vacaciones de Semana Santa, los salvadoreños retomaron su rutina de vida que fue alterada por el incremento de homicidios a tal punto, que el jueves fueron asesinadas 17 personas, según reveló el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo.
Ante este escenario violento, el pasado miércoles, el gobierno, líderes de iglesias y de Organizaciones no Gubernamentales, instalaron un diálogo para, de manera conjunta, buscar solución a este flagelo que azota a El Salvador.
“Hemos acordado trabajar dentro del proceso de pacificación para alcanzar un gran pacto social por la seguridad basado en el diálogo transparente y participativo”, declaró Perdomo.
El titular de Justicia y Seguridad enfatizó que la solución a la violencia aquí no es con “más policías o más cárceles” sino atacando las causas estructurales que la generan.
Con respuestas económicas y sociales integrales, la aplicación eficaz de las leyes y sin consentir la impunidad, se puede conducir a la solución, aseguró.
Las organizaciones y la Iglesia serán quienes elaborarán propuestas y compromisos que emanen de este nuevo proceso, explicó.
El ministro alertó que las pandillas están mutando hacia grupos de narcoactividad, y que detrás de los asesinatos que venían reduciéndose desde 2012 hay manos ocultas que el gobierno quiere atacar.
Por otra parte, gran parte de la población salvadoreña está muy motivada con la visita que esta semana realiza el presidente electo, Salvador Sánchez Cerén, al Vaticano donde fue recibido por el papa Francisco.
El futuro gobernante se reunió en audiencia privada con Su Santidad el viernes, y uno de los temas más abordados fue el del proceso de canonización de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba una misa.
La causa de canonización del Monseñor Romero, considerado el guía espiritual del pueblo salvadoreño, se encuentra en Roma desde 1996, pero estaba bloqueada.
El 22 de abril de 2013, el papa Francisco abrió el proceso y actualmente, el expediente está en manos de la Congregación para la Causa de los Santos.
Antes de reunirse a víspera con el sumo pontífice, el actual vicepresidente y uno de los líderes históricos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, fue recibido en la Santa Sede por el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.
El jueves, además de un encuentro con representantes de la comunidad salvadoreña en Roma, se entrevistó con el presidente del Pontificio Consejo para la Familia y postulador de la Causa de beatificación Monseñor Romero, arzobispo Vicenzo Paglia.
Sánchez Cerén, acompañado del canciller Jaime Miranda, agradeció, en nombre del pueblo salvadoreño, la labor que Paglia ha desarrollado a favor de esta causa, cuyo proceso ha adquirido nuevos bríos bajo el Pontificado del papa Francisco.
El presidente electo asistirá como invitado especial a la Ceremonia de Canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, que se realizará el domingo en la plaza de San Pedro, del Vaticano.
Por último, luego de un largo y encendido debate en el pleno del parlamento, en la madrugada de hoy se crearon dos comisiones que analizarán si se retira el fuero a los diputados de Arena Ana Vilma de Escobar y Roberto d´Aubuisson.
Los legisladores aprobaron con 53 votos a favor y 27 en contra dos dictámenes que propician la creación de dichas comisiones especiales de antejuicio contra los dos legisladores denunciados por el mandatario, Mauricio Funes, por difamación y calumnia.
El presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, señaló que el debate deja muchas enseñanzas y una es que se está haciendo una realidad que El Salvador es un país de leyes, y por lo tanto los ciudadanos tienen que atenerse a las normativas si las violan.

Comentarios con Facebook