Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Estudio muestra fallos en método de búsqueda de vida extraterrestre

planetasextra

Otawa, 30 abr (PL) La búsqueda de vida en exoplanetas puede ser más difícil de lo que se piensa, según un nuevo estudio realizado por expertos de la Universidad canadiense de Toronto Scarborough (UTSC).
La investigación, llevada a cabo por un equipo internacional de científicos y liderada por el profesor Hanno Rein, refiere que el método utilizado para detectar formas biológicas en los planetas fuera de nuestro sistema solar puede producir un resultado positivo falso.
La presencia de productos químicos como el metano y el oxígeno en la atmósfera de un exoplaneta se considera un ejemplo de una forma biológica, o evidencia de vida pasada o presente.
Sin embargo, los especialistas descubrieron que un planeta sin vida con una luna sin vida puede imitar los mismos resultados que un sistema estelar con presencia biológica.
Probablemente nadie sería capaz de distinguir entre ellos, ya que están tan lejos que se pueden observar ambas posibilidades en un espectro, dijo Rein, del Departamento de Física y Ciencias del Medio Ambiente de la UTSC.
Rein agregó que para lograr discernir, el telescopio tendría que ser exageradamente grande, como de cien metros de tamaño; además, tendría que ser construido en el espacio, y no existe ese dispositivo, ni hay planes para construir uno en el corto plazo.
Los métodos actuales pueden estimar el tamaño y la temperatura de un exoplaneta con el fin de determinar si podría existir agua líquida en su superficie, que se cree es uno de los criterios para que un sistema albergue las condiciones adecuadas para la vida.
Existen mil 774 exoplanetas confirmados, pero podría haber más de 100 mil millones de ellos solo en la Vía Láctea.
A pesar de los resultados, Rein es optimista de que la búsqueda de vida en otros planetas es posible si se hace de la manera correcta.
En cuanto a los exoplanetas, queremos ampliar su búsqueda y estudio alrededor de estrellas más frías y menos luminosas que nuestro sol, un ejemplo es el recientemente descubierto Kepler-186f, que está orbita una estrella enana-M, concluyó Rein.

Comentarios con Facebook