Gobierno favorece incremento en poder adquisitivo de venezolanos

moneda venezuela dinero latinoamericano

Caracas, 30 abr (PL) La política social de inclusión que adelanta el gobierno venezolano, con progresivos ajustes al alza del salario mínimo, se orienta a garantizar el poder adquisitivo de la población frente a las presiones inflacionarias en la economía.
En esa dirección, el presidente de la República, Nicolás Maduro, dispuso un incremento del 30 por ciento en las remuneraciones y las pensiones a partir de mayo, con lo cual llegarán a cuatro mil 251,78 bolívares (674,8 dólares) mensuales.
A lo anterior se suma el bono de alimentación a los trabajadores que equivale a mil 351 bolívares (214 dólares), todo ello para hacer frente a una Canasta Alimentaria Normativa que se ubicó en tres mil 730,48 bolívares (592 dólares) en febrero.
Además, contrarresta los efectos de una variación acumulada del 56,2 por ciento en el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) durante el 2013.
En enero pasado Maduro dispuso un aumento del 10 por ciento en el salario mínimo, como medida de respuesta al significativo incremento de la inflación.
Los datos del Banco Central de Venezuela revelaron que el INPC experimentó en el primer trimestre del ejercicio en curso una variación acumulada del 10,1 por ciento.
Unido a ello, está la disposición de evaluar la situación en el último trimestre del 2014 con vistas a proceder a un nuevo ajuste salarial si las condiciones lo requieren.
Esta política se inserta en la estrategia social del Gobierno en los últimos 15 años, durante los cuales se contabilizan 25 ajustes al alza de la remuneración mínima e igual cantidad en el caso de las pensiones.

Comentarios con Facebook