Irak realiza primera elección parlamentaria sin ocupación de EE.UU.

parlamento-irak_1

Bagdad, 30 abr (PL) Unos 29 millones de iraquíes están convocados hoy a las primeras elecciones legislativas tras finalizar la ocupación estadounidense, en medio de una crisis de seguridad y el drama de miles de desplazados debido a la violencia.
Los casi 50 mil centros de votación abrieron con puntualidad a las 07:00 horas (04:00 GMT) en la mayor parte de Irak y no se descarta que en casos muy especiales permanezcan abiertos más allá de las 18:00 horas, cuando está previsto iniciar el escrutinio para saber la composición del Legislativo.
El voto para renovar los 328 escaños del Consejo de Representantes, a los que aspiran más de nueve mil candidatos, se realiza bajo estrictas medidas de seguridad, que incluyeron toque de queda nocturno y prohibición de circulación automovilística en ciudades potencialmente conflictivas.
Pese a los esfuerzos oficiales, está descartada la realización de comicios en partes de Al-Anbar (de mayoría sunnita) debido a los fieros combates del Ejército y milicias tribales contra el denominado Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) en las ciudades de Fallujah y Ramadi, la capital provincial.
La usualmente blindada Zona Verde de Bagdad redobló los controles de seguridad, al tiempo que helicópteros del Ejército sobrevuelan la capital en previsión de posibles ataques terroristas, ahora sin la intervención de los militares norteamericanos que se retiraron del país a finales de 2011.
Atentados perpetrados en los dos últimos días contra colegios electorales elevaron la alarma de las autoridades, tanto de la Alta Comisión Electoral Independiente (ACEI) como del Gobierno del primer ministro Nouri Al-Maliki, quien alterna funciones con el proselitismo para intentar ganar la reelección.
Según datos policiales, solo en la pasada semana murieron en este país unos 160 agentes de seguridad y militares en ataques con carros bomba o enfrentamientos con milicianos del EIIL, conocido en árabe como DAESH.
Las mismas fuentes aseguran que en este mes de abril, obviamente sin contar este último día, la cifra de fallecidos a consecuencia de la violencia superó los 850, entre civiles y militares, mientras en lo que va de 2014 han perecido más de tres mil 900 personas por conflictos con claros tintes confesionales.
Tras reunirse con el presidente del parlamento y líder de la bancada de la coalición Muttahidoon, Osama Al-Nujaifi, el representante especial del secretario general de la ONU en Irak, Nikolai Mladenov, valoró los comicios como un hito importante en la transición hacia la democracia.
Según Mladenov, ese proceso, unido a las elecciones en la región del Kurdistán, podrá contribuir a lograr un “gran pacto” de paz y estabilidad en el país mesopotámico, aunque condenó fuertemente la ola de violencia y ataques terroristas contra líderes políticos, candidatos y empleados de la ACEI.
Si bien algunos sondeos favorecen a la alianza Estado de Derecho, que lidera Al-Maliki, las negociaciones de los bloques Muttahidoon, de Al-Nujaifi, y Ahrar, que aglutina al movimiento Sadrista, del clérigo radical Muqtada Al-Sadr, podrían frustrar el anhelado tercer mandato del actual jefe de Gobierno.
De hecho, la Coalición Nacional (Al-Wataniyah), del exprimer ministro Iyad Alawi e integrada por sunnitas y chiitas, no aparece como la principal amenaza para Al-Maliki, que deberá lidiar con otras formaciones chiitas dentro del Consejo Islámico Supremo de Irak y el propio bloque Ahrar.

Comentarios con Facebook