Reconocen en EE.UU. que espionaje de NSA resultó ilegal

Debate Parlamento de Ecuador sobre espionaje de EE.UU.

Washington, 30 abr (PL) Una entidad gubernamental de Estados Unidos reconoció hoy que fueron ilegales los masivos programas de espionaje de comunicaciones telefónicas y por Internet por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).
De acuerdo con un documento desclasificado este miércoles por el Centro de Estudios de la Seguridad Nacional, los programas de vigilancia que sumieron en un escándalo a la NSA y a la administración del presidente Barack Obama no estaban autorizados por la ley, destacó el diario digital The Hill.
El Congreso no ha autorizado el programa de recogida de metadatos bajo el amparo de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés), precisa el memorando.
Cuando el gobierno actúa en un área de dudosa constitucionalidad, no puede considerarse que el Congreso haya autorizado tales acciones por la mera implicación o aquiescencia, agrega.
Por el contrario, el Congreso debe indicar explícitamente su intención de alterar los derechos y limitaciones normalmente ofrecidas por la ley, lo cual nunca ocurrió, indica el texto.
A juicio de Kate Martin, directora del Centro de Estudios de Seguridad Nacional, el documento resulta el primer argumento formal del cual dispone el tribunal que fiscaliza la FISA para dictaminar que la indiscriminada recogida de metadatos contraviene la ley.
El exempleado de la NSA Edward Snowden, ahora asilado en Rusia, comenzó a ventilar en junio de 2013 cientos de miles de documentos sobre masivos programas de vigilancia de comunicaciones por parte de Washington.
El denominado topo de la NSA demostró al mundo cómo la administración estadounidense auscultó de manera premeditada las comunicaciones telefónicas y por Internet de ciudadanos, empresas y jefes de Estado de unas 35 naciones.
Los estadounidenses fueron objeto central de la vigilancia gubernamental al amparo de una ley aplicable solo a extranjeros, reconoció el 1 de abril James Clapper, director nacional de Inteligencia.
La agencia se entrometió sin orden judicial en los contenidos de las comunicaciones y no solo los denominados “metadatos”, que incluyen la duración de las llamadas y los números a los cuáles se conecta un usuario, respondió Clapper en una carta a preguntas del senador demócrata por Oregon, Ron Wyden.
Tanto Wyden, como su correligionario por Colorado Mark Udall, argumentaron en un comunicado que tal procedimiento resultaba inaceptable y planteaba graves cuestiones constitucionales que representan una amenaza real a los derechos de privacidad de los estadounidenses.
A fines del año pasado, dos jueces federales acusaron a la NSA de violar la Constitución, pero un tercero declaró legal sus operaciones.

Comentarios con Facebook