Evo Morales ratifica voluntad de servir al pueblo boliviano

evo01

La Paz, 1 may (PL) El presidente boliviano, Evo Morales, ratificó hoy, durante los festejos por el Día Internacional del Trabajo, su voluntad de servir al pueblo y prometió que jamás traicionará la lucha de los trabajadores.
En un acto multitudinario en la Plaza Murillo, centro del poder político del país, Morales pidió la ayuda de las clases trabajadoras: “ayúdenme y si me equivoco, corríjanme. Puedo equivocarme, pero jamás voy a traicionar la lucha de los trabajadores, la lucha del pueblo boliviano”.
Luego de encabezar una marcha desde la Cervecería Nacional hasta la Plaza Murillo, donde firmó el Decreto Supremo que autoriza el aumento del 20 por ciento al salario mínimo y del 10 para el resto de los sueldos, Morales insistió también en el carácter anticolonialista, antiimperialista y anticapitalista de la clase trabajadora del país.
El primer presidente indígena de Bolivia agradeció por la movilización y advirtió que es “hora de pensar en una plaza de la revolución para festejos como estos, para que nadie se quede fuera, como ocurrió hoy”.
“Muy pocas veces hemos visto actos así, donde se exprese de manera natural la unidad del pueblo boliviano. Es unidad por nuestra querida Bolivia”, insistió, en tanto aclaró que “hoy rendimos homenaje no solo a los héroes que dieron su vida, sino a los dirigentes sindicales de la Central Obrera Boliviana (COB), de las diferentes confederaciones, de los movimientos sociales.
El Presidente reconoció que muchas veces marchó y bloqueó caminos y carreteras “junto al movimiento campesino, junto a la COB, pero lo hicimos para desbloquearnos del neoliberalismo, pensando en Bolivia, en las futuras generaciones”.
Al mismo tiempo rememoró lo que ha hecho su gobierno a favor del pueblo y recordó que en 2005, el año anterior a su llegada al poder, la inversión pública apenas alcanzaba los 600 millones de dólares, una cifra que superará en 2014 los seis mil millones.
“Esa es la lucha del pueblo boliviano”, insistió y admitió que “somos muy optimistas: el crecimiento económico va a ser sostenible. De eso depende el aumento de salario. Y quiero reconocer a los dirigentes, a quienes les pedí que me ayuden a cuidar la economía nacional”
Por último, recordó cómo cambió Bolivia a partir de la nacionalización de los hidrocarburos el 1 de mayo de 2006: “a partir de ahí hemos comenzado a dignificarnos”.
Rememoró que hace un año su gobierno decidió la expulsión de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional por conspirar contra Bolivia.
“Nosotros decidimos nuestras políticas económicas. Aquí no mandan los gringos, no mandan las transnacionales. Aquí manda el pueblo organizado”, destacó emocionado el jefe de Estado.
Antes de Morales, le hablo al pueblo congregado en la Plaza Murillo el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, quien enfatizó que “los trabajadores nunca vamos a claudicar. Pelearemos por la igualdad de clase y el día de hoy mostramos al mundo entero la identidad plural que tiene el estado boliviano: obrero, campesinos, indígenas…”.
“La COB y el resto de los trabajadores estamos unidos con el presidente Evo Morales demostrando la unidad del pueblo boliviano y no es coyuntural, es para siempre”, recalcó.

Comentarios con Facebook