España organizó Campeonato Mundial de Combate Medieval

Una-tipica-lucha-medieval-brit_54400860170_54028874188_960_639

Madrid 2 may (PL) España perdió la oportunidad de organizar las Olimpiadas, pero hoy brinda al mundo una experiencia deportiva poco usual: el Campeonato Mundial de Combate Medieval, espectáculo particularmente pintoresco pese a carecer de reconocimiento olímpico.
Medio millar de luchadores de 19 países desenvainaron espadas, mazas y hachas y enarbolaron escudos en la competición que se celebra hasta el próximo 4 de mayo en Belmonte, municipio de la provincia de Cuenca, comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.
El torneo se realiza en los terrenos cercanos a una fortaleza del siglo XV con armas y armaduras, que se atañen a un reglamento (pesan hasta 20 y 30 kilogramos y carecen de filo y punta) homologadas por un equipo de jueces.
Las categorías de los combates incluyen uno contra uno con espada, con espada y escudo, con armas de asta, lucha por equipos de cinco y 16 integrantes, entre otras modalidades.
Los países con mayor representación en este pintoresco torneo son España, Canadá, Estados Unidos, Bélgica, Francia, Alemania, Japón, Portugal, Inglaterra, Italia, Dinamarca, Polonia y Portugal.
El combate medieval, considerado deporte de contacto con acento histórico, se basa en los torneos medievales europeos de los siglos XIV y XV y ha aglutinado ya competencias internacionales en Francia, Alemania, Polonia, Inglaterra, Israel e Italia.
En Europa se practica desde hace unos 20 años y sus organizadores advierten que no se trata de coreografías ni de espectáculo, si no de competencias entre luchadores, como en el resto de los deportes de contacto.

Comentarios con Facebook