Legado de Juan Formell comparable con el de gran músico Benny Moré

0 juan formell
Por Deisy Francis Mexidor

La Habana, 2 may (PL) El legado que deja Juan Formell es comparable con el de otro grande de la música cubana, Benny Moré (el bárbaro del ritmo, 1919-1963), afirmó hoy la cantante Haila María Mompié.
En breves declaraciones a Prensa Latina, Mompié expresó su pesar al conocer ayer la noticia de la muerte de quien fuera por más de 40 años el director de la mundialmente conocida orquesta Los Van Van.
Nos deja un vacío indscriptible con su partida física, pero queda su extensa y ya eterna obra, aseguró la artista, identificada como la Diva del pueblo. Estoy sorprendida, dijo, al recordar que ella es una “vanvanera hasta la muerte”.
“Yo crecí con la música de Los Van Van. Vivía en Florida, un municipio de la provincia de Camagüey (región oriental) y me despertaba a diario con esos temas que han hecho época en este país”.
Al referirse “al maestro Juanito (como cariñosamente lo llamaban)” explicó que a él la unió “una relación muy especial”, porque supo guiarla, alentarla en su carrera, “siempre tenía para mí una frase de halago”.
Sonrió cuando vino a su memoria que al decidir emprender su proyecto con la agrupación Azúcar negra, “el primer bajo que tuvimos me lo regaló Formell”.
Haila destacó entre las cualidades, el buen amigo que fue este hombre, ya inscrito en el panorama de cultura nacional.
Juan Formell (2 de agosto de 1942-1 de mayo 2014) fue un cubano a todas. Sobresalió por esas canciones tipo crónica social que con los ritmos de su orquesta (fundada por él en 1969) hacían reir, bailar y gozar sin importar generaciones.
Creador de unos 800 títulos, Formell fue merecedor de importantes premios como el Nacional de la Música o el Especial a la Excelencia Musical de los Grammy Latino y el Womex de World Music, estos últimos recibidos el pasado año.
Un ser amante de su Cuba hasta el final, jamás dejó escapar la oportunidad para que esto se supiera en cualquier escenario.
Con la misma pasión con que amó a su país, a su pueblo, pidió por el regreso a la isla de los Cinco, en especial Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, los tres antiterroristas cubanos que aún permanecen encarcelados injustamente en Estados Unidos.
Formell reiteró más de una vez que no basta con que René González y luego Fernando González estén de vuelta en casa tras cumplir la totalidad de sus condenas en prisión.
“Más temprano que tarde van a regresar los Cinco y los recibiremos con un concierto en la Plaza de la Revolución”.
Así lo vaticinó aquella noche del 1 de marzo en la escalinata de Universidad de La Habana, cuando una representación de toda Cuba dio la bienvenida a Fernando González y bailó con Los Van Van.
El mismo pueblo que este viernes acudió en masa, espontáneamente, a la sala Avellaneda del Teatro Nacional en esta capital para darle el adiós a Juan Formell.

Comentarios con Facebook