Obama puede anunciar medidas ejecutivas de alivio a deportaciones

obamapromulgaley-660x330

Washington, 2 may (PL) El presidente estadounidense, Barack Obama, pudiera anunciar en las próximas semanas nuevas medidas ejecutivas para ayudar a indocumentados en riesgo de deportación, dijo hoy una fuente parlamentaria.
El congresista por Illinois, Luis Gutiérrez, citado por el diario californiano La Opinión, dijo que el grupo hispano en el Congreso le entrego al mandatario un plan de medidas para hacer un alto a las deportaciones de aquellos indocumentados que se beneficiarían con la iniciativa de reforma migratoria aprobada en el Senado.
Esas iniciativas protegerían, entre otros, a los padres de jóvenes beneficiados con el programa de Acción Diferida o DACA y a quienes tienen niños nacidos en Estados Unidos, señaló Gutiérrez.
El legislador anunció que este año regresará a Los Ángeles para celebrar una de dos opciones: poner un alto a las deportaciones o para que los indocumentados empiecen a inscribirse para una legalización. Una de las dos cosas va a suceder, aseguró.
Adelantó que la Casa Blanca puede anunciar los alivios el 14 de junio cuando Obama esté presente en una graduación en el Angel Stadium de Anaheim, en California.
Tras varias reuniones con el presidente y con el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Jonson, Gutiérrez confía en que si la Cámara Baja no toma alguna acción, en las próximas semanas se darán a conocer medidas significativas para detener las deportaciones.
El congresista precisó que si este verano el Congreso no toma medidas legislativas que garanticen que no serán separadas las familias de la comunidad inmigrante, Obama tendrá la responsabilidad de tomar acciones ejecutivas.
Mientras tanto, el diario digital The Hill aborda hoy el esfuerzo de activistas conservadores que lanzaron una iniciativa para conseguir que los republicanos firmen un compromiso de que renuncian al movimiento de reforma migratoria de Obama.
Ellos están presionando a los candidatos republicanos a firmar un compromiso de renuncia a apoyar cualquier iniciativa que beneficie a los inmigrantes.
Entre otras acciones, lo que firmen el documento se opondrán a cualquier forma de autorización de trabajo para los aproximadamente 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país.
Los activistas que se oponen a la concesión de un estatus legal a los inmigrantes sin papeles, intensificaron sus acciones a raíz de las recientes señales de que la legislación de reforma migratoria podría ser presentada en la Cámara baja este verano, antes de agosto.

Comentarios con Facebook