Elecciones europeas son nuevo reto para gobierno francés

elecciones-europeas

París, 4 may (PL) El gubernamental Partido Socialista (PS) de Francia enfrentará nuevos retos con la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo tras el revés sufrido en las municipales, coinciden en señalar hoy especialistas.
Luego de vencerse el viernes el plazo para la inscripción de candidatos, esta semana arranca en firme la campaña para elegir a los 74 representantes galos en el órgano legislativo de la Unión Europea (UE).
Para el PS uno de los principales desafíos en este evento es movilizar a sus electores y superar los malos resultados de las votaciones locales, que motivaron la renuncia del entonces primer ministro Jean-Marc Ayrault y de su gabinete.
Sin embargo, según Fréderic Dabi, del Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP), hasta ahora la contienda no tiene el vuelo necesario para despertar el entusiasmo de los ciudadanos.
“Es, en primer lugar, un escrutinio sin campaña electoral”, precisó el analista.
Mientras, su colega Emmanuel Riviére, de la firma de sondeos TNS Sofres, agregó que luego de las municipales los electores consideran los próximos comicios como algo sin mayor importancia para los principales problemas del país.
La víspera por primera vez el nuevo jefe de Gobierno, Manuel Valls, se involucró de lleno en la lid cuando en un discurso ante la juventud del PS llamó a “no dejar el terreno a la extrema derecha” en estas elecciones.
Según las encuestas de intención de voto, el extremista Frente Nacional, de Marine Le Pen; y la conservadora Unión por un Movimiento Popular, de François Copé, marchan a la cabeza por delante del PS, ubicado en tercer lugar.
El IFOP advierte, además, que alrededor de un tercio de quienes piensan acudir a las urnas podrían repetir el voto de castigo contra el gobierno por el alto costo de la vida, el aumento de impuestos, el creciente desempleo y la reciente imposición de nuevas políticas de austeridad.
Por otra parte, el PS no contará en estos comicios con el eventual apoyo de Europa Ecología-Los Verdes y el Frente de Izquierda, como ocurrió en las presidenciales de 2012, porque ambas agrupaciones presentaron sus candidaturas y defienden un proyecto propio en la Eurocámara.

Comentarios con Facebook