OTAN ensaya en España intervención en el norte de Europa

OTAN
Por Miguel Lozano

Madrid, 4 may (PL) Mientras los acontecimientos de Ucrania recuerdan los inicios de las guerras mundiales, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) realiza hoy en España maniobras que podrían adaptarse a un escenario derivado de ese conflicto.
Unos mil 400 militares de 20 países iniciaron en Menorca, Islas Baleares, los ejercicios Trident Jaguar 14, cuyo objetivo es certificar el cuartel de Bétera, Valencia,como el primero de la OTAN con capacidad de comandar misiones conjuntas terrestres, aéreas y navales.
En la base de San Isidro, Menorca, se plantea el combate contra Bothnia, un país ficticio, que ataca a un país miembro de la OTAN del mar Báltico, tras lo cual la alianza interviene en virtud del artículo 5 de sus estatutos, que permite apoyar a un socio atacado.
En el ejercicio, la fuerza desplegable con centro en Bétera con elementos aéreos, terrestres y navales (según la nueva estrategia de la OTAN) es la encargada por el mando militar de realizar la operación.
La amniobra programada del 2 al 16 de mayo, comenzó realmente el mes pasado con la llegada de los buques El Camino español y Martín Posadillo al puerto de Mahón con la mayor parte del material para levantar las instalaciones del puesto de mando.
El Cuartel General de Alta Disponibilidad de Bétera puso en marcha así su certificación como comando general de una nueva forma de planear operaciones militares con un enfoque integral aprobado en la cumbre de la OTAN en Lisboa (2010).
Según el Ministerio de Defensa español, la decisión se tomó al analizar las experiencias de las últimas operaciones de la Alianza, e incluye mejorar la interacción con civiles y favorecer la gestión de crisis y posterior fase de reconstrucción.
Bétera es uno de los ocho cuarteles generales de alta disponibilidad puestos a disposición de la OTAN y debe ser el primero en alcanzar la condición para dirigir una Fuerza Conjunta Desplegable.
Tras la certificación, el Cuartel General de Bétera entrará en un periodo de alerta del 1 de julio de este año al 30 de junio del 2015.
El Ministerio de Defensa indicó que ese proceso es símbolo del compromiso de España con la OTAN para proporcionar un entorno global más seguro, pese a las críticas de sectores opuestos a ver el país involucrada en un conflicto multilateral.
Además de las Islas Baleares, la OTAN cuenta en España con las bases aeronavales de Rota, en Cádiz y Morón, en Sevilla, donde recientemente se inició el estacionamiento de buques con sistemas de combate Aegis, parte del llamado escudo antimisil.
Varios medios de prensa alertaron recientemente de visitas de oficiales estadounidenses a la base El Fuerte, en Islas Canarias, que hacen sospechar del interés por abrir allí otra instalación, dada su cercanía de apenas 90 kilómetros de distancia con África.
De acuerdo con versiones de medios de difusión regionales, el país supuestamente atacado en el ejercicio por una nación inexistente es Estonia, ubicado precisamente en el área fronteriza con Rusia, donde la OTAN incrementa su presencia a raíz de la situación en Ucrania.
No escapa a la atención que, en ese caso, la nada deseable intervención de la OTAN se realizaría, paradójicamente, para defender un régimen de tintes fascistas, según denunció recientemente el Partido de la Izquierda Europea.
Esa agrupación, que aglutina partidos de izquierda del continente, advirtió sobre el surgimiento de un estado nazi en Ucrania, promovido por Estados Unidos y la Unión Europea.
De cumplirse los objetivos del ejercicio, la base española de Bétera quedará preparada -y en primera línea- para involucrarse en un conflicto de consecuencias insospechadas en el que muchos observadores advierten podría derivar la situación ucraniana.

Comentarios con Facebook