Denuncian deportaciones por políticas discriminatorias en EE.UU.

Un grupo de cien deportados de los estados Unidos, bajan del avi

Washington, 6 may (PL) Casi el 97 por ciento de las deportaciones en Estados Unidos en 2013 correspondió a latinos y obedecieron a políticas discriminatorias, denunció hoy un estudio de varias organizaciones no gubernamentales.
Explica el documento que la aplicación de la ley en los niveles federal, estatal y municipal se basa en estereotipos que propician la discriminación en contra de la comunidad hispana.
Por nacionalidades, los mexicanos encabezan la lista de expulsiones con el 65,5 por ciento, seguidos por guatemaltecos (13), hondureños (10), salvadoreños (5,8) y dominicanos (0,6), indica el informe Detención, deportación y devastación: el desproporcionado efecto de las deportaciones en la comunidad latina.
La pesquisa fue elaborada por entidades como el Fondo Méxicano Estadounidense para la Defensa Legal, la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano y la Red Nacional del Trabajo Organizado.
El informe critica la controvertida ley SB 1070 del estado de Arizona, fuertemente criticada ya que criminaliza a las personas sin documentos oficiales y considera presuntos culpables de crímenes a quienes por su apariencia puedan parecer inmigrantes, sin importar que sean o no ciudadanos norteamericanos.
Respecto al cumplimiento federal migratorio, el Programa Criminal de Ilegales y otros similares, en especial aquellos con instalaciones biométricas ambulantes, están muy vinculados a la evaluación por perfil racial de los latinos, subrayó el informe.
El 7 de abril, el periódico The New York Times publicó un artículo donde reveló que cerca de dos tercios de los casi dos millones de inmigrantes deportados en cinco años por el gobierno del presidente Barack Obama solo cometieron infracciones leves.
Muchas de las expulsiones se centraron en personas cuyo delito más grave era una violación de tránsito, como conducir en estado de ebriedad, explicó el rotativo.
Sin embargo, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, desmintió la información y aseguró que el 98 por ciento de las deportaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas “responden a las prioridades de la administración”, entre ellas, quienes intentan ingresar en el país ilegalmente, reincidentes y fugitivos.

Comentarios con Facebook