EE.UU. deporta diariamente a más de mil mexicanos

deportacion1

México,  6 may (PL) Cerca de mil 100 mexicanos son repatriados diariamente de Estados Unidos, mientras que desde el inicio del Gobierno de Barack Obama hasta hoy han sido deportados más de 450 mil menores nacidos en ese país.
Según difundió en esta capital el vicepresidente del Consejo Laboral por el Progreso Latinoamericano del norte de California, Al Rojas, bajo la administración del mandatario estadunidense suman en total más de dos millones de personas las enviadas a este país.
Las condiciones de salud, derechos laborales, vivienda y educación para los trabajadores migrantes del campo son deplorables, mientras el Ejecutivo mexicano no tiene ningún plan para defender a sus ciudadanos repatriados de la Unión Americana, advirtió el activista en conferencia de prensa.
Al anunciar la realización mañana del foro binacional Experiencias de solidaridad, lucha y resistencia, Rojas criticó que los mexicanos en Estados Unidos se encuentran en peores circunstancias que en 1965, sobre todo en California, por lo cual urge una unificación y liderazgo por parte de los trabajadores.
Junto a Juan Manuel Sandoval, de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, y Enrique Lazcano, del Frente Auténtico del Trabajo, explicó que cientos de niños nacidos en Estados Unidos y que llegan con sus padres deportados a México se encuentran en condición de ilegales.
Al mismo tiempo, otros menores se quedan en el vecino norteño sin sus progenitores, denunció.
De acuerdo con el también cofundador de la organización United Farm Workers of América Independent, el programa Huésped que los gobiernos de México y Estados Unidos buscan aplicar para disminuir el número de indocumentados, realmente pretende recortar salarios y eliminar derechos laborales.
Ahora trabajan tres veces más y reciben apenas ocho dólares por hora,
cuando el salario debería ser de 15 dólares; dicho programa es solo
una forma de tapar la explotación y el creciente racismo, advirtió.
Por su parte, Juan Manuel Sandoval, coordinador del Seminario
permanente de estudios chicanos y de fronteras del Instituto Nacional de Antropología e Historia, sostuvo que al Ejecutivo mexicano no le importa que deporten a sus nacionales.
Lo que busca es negociar tratados de trabajadores temporales, y por eso se queda callado. Es una situación que no se resolverá si continúa el neoliberalismo, apuntó.
Por eso los activistas dieron a conocer la realización del foro que tendrá como sede este miércoles a la Universidad Autónoma Metropolitana, el cual abordará la organización de los trabajadores del campo más allá de las fronteras frente al neoliberalismo y el Tratado de Libre Comercio.

Comentarios con Facebook