Espionaje de EE.UU. justifica presencia en Ucrania

soldados-rusos-ucrania

Kiev, 6 may (PL) Estados Unidos intentó ocultar hoy su protagonismo como principal sostén del gobierno impuesto en Ucrania al tratar de desvirtuar el papel represivo que desempañan en Kiev decenas de oficiales de su aparato de espionaje.
El diario ruso Kommersant comenta la información publicada recientemente por el periódico alemán Bild am Sonntag sobre decenas de agentes del FBI y la CIA enviados a Kiev para ayudar en nombre de la Casa Blanca a reprimir la sublevación en las regiones del sureste.
Destaca la publicación rusa que el Departamento de Estado se apresuró a desmentir esas informaciones con el argumento del envío de esos especialistas con la tarea de “ayudar al Gobierno ucraniano a investigar y recopilar pruebas para recuperar los activos sustraídos y sacados al extranjero”.
Washington trata de poner distancia respecto al asesinato de 46 personas y más de 200 heridos en el incendio provocado en Odessa por elementos neonazis de Sector Derecho y fanáticos del fútbol utilizados por los gobernantes.
Igualmente, pretende desmarcarse de la ofensiva militar de gran envergadura contra el sureste ucraniano, que ya cobró la vida de decenas de milicianos y también provocó muertos y heridos entre la población civil, según mostró la televisión.
Diplomáticos estadounidenses dijeron a Kommersant que los expertos del Buró Federal de Investigaciones radicados en Kiev asesoran a las autoridades locales en la lucha contra el crimen organizado.
Al referirse a los oficiales de la Agencia Central de Inteligencia, trataron de distanciarlos de las acciones represivas de quienes derrocaron a Yanukóvich, con la justificación de que trabajan en asuntos relacionados con la reforma y el refuerzo del Servicio de Seguridad de Ucrania.
Es cierto que existe una estrecha cooperación, pero solo a nivel de consultas oficiales, insistieron los representantes del Departamento de Estado.
Sin embargo, la culpabilidad de la CIA en la inestabilidad que vive hoy Ucrania quedó demostrada recientemente con la visita secreta a Kiev de su jefe, John Brennan, reconocida días después por Washington, tras muchas denuncias.
Brennan se reunió con el autoproclamado presidente interino, Alexander Turchinov, y los jefes de los cuerpos represivos antes de que se ordenara a las Fuerzas Armadas incorporarse a la ofensiva contra quienes reclaman un referendo sobre la federalización y el ruso como lengua cooficial.
Videos publicados en YuoTube, asimismo, confirman la presencia en el oriente ucraniano de hombres armados sin insignias de ningún país, pero vestidos con uniformes característicos de las tropas estadounidenses.
Uno de los materiales audiovisuales permite escuchar gritos de ÂíBlackwater!, ÂíBlackwater!, en alusión al antiguo nombre de la mayor empresa privada de seguridad estadounidense, Academy, verdadero ejército integrado por más de 20 mil mercenarios, controlado por la CIA.

Comentarios con Facebook