Cuba rechaza en ONU doble rasero en no proliferación de armas

CUBA-ONU

Naciones Unidas, 7 may (PL) Cuba condenó hoy en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas las manipulaciones y el doble rasero que caracterizan las posturas de potencias bélicas en temas de desarme y no proliferación de armas de exterminio masivo.
En un debate abierto del órgano de 15 miembros, el embajador cubano ante la ONU, Rodolfo Reyes, advirtió sobre las amenazas para la paz que representan las posiciones selectivas de cara a tratados internacionales y obligaciones jurídicas asumidas en foros donde los países participan en igualdad de condiciones.
“Este enfoque privilegia las medidas contra la proliferación horizontal y hace caso omiso a la proliferación vertical, o sea, el mejoramiento cualitativo del armamento nuclear por parte de los Estados poseedores de esas armas. También ignora el objetivo de la eliminación total de las armas de exterminio en masa”, afirmó.
La nación caribeña defendió en el encuentro dedicado a la no proliferación de artefactos de exterminio masivo el multilateralismo y la no discriminación como único modo eficaz para poner fin al peligro generado por los letales medios.
Reyes fue uno de los más de 60 oradores que intervinieron en el debate abierto, enmarcado en el décimo aniversario de la Resolución 1540 del Consejo de Seguridad, aprobada en 2004, que fijó obligaciones para evitar la proliferación de armas de exterminio masivo y el acceso a las mismas por actores no estatales.
Al respecto, el diplomático reiteró el compromiso de Cuba con un mundo libre de esos artefactos y su respaldo pleno a todos los esfuerzos internacionales legítimos para impedir la adquisición por terroristas de este tipo de armas.
“Cuba no posee ni tiene intención de poseer armas de exterminio en masa de ningún tipo. Su posesión jamás ha formado parte de nuestra estrategia de defensa nacional. En Cuba, todos los programas relacionados con las esferas nuclear, química y biológica siempre han tenido un carácter estrictamente pacífico”, expuso.
Además, aseguró que la mayor de las Antillas nunca ha contribuido, en modo alguno, al desarrollo de programas relacionados con medios de exterminio en masa por parte de agentes estatales o no estatales.
El embajador insistió en el rechazo de su país a la manipulación o interpretación arbitraria de la resolución 1540 por algunos miembros del Consejo de Seguridad contra determinadas naciones, y en que solo la prohibición y la eliminación total de las armas nucleares, químicas y biológicas, constituye una garantía de no proliferación y de que las mismas no caigan en manos de terroristas.

Comentarios con Facebook