Senador en EE.UU. desestima aprobación de reforma migratoria en 2014

Patrulla-fronteriza.-Inmigrantes

Washington, 7 may (PL) El senador demócrata por Virginia, Tim Kaine, vaticinó hoy que resulta improbable la aprobación este año de una reforma de las leyes de inmigración en Estados Unidos.
No obstante, consideró que la medida reclamada por amplios sectores empresariales, religiosos, inmigrantes y defensores de los derechos civiles del país pudiera sobrevenir antes de las elecciones presidenciales de 2016.
Creo que las posibilidades para que la reforma migratoria ocurra antes de la elección de 2016 son muy altas, si bien la expectativa para que suceda previo a los comicios legislativos de noviembre próximo resultan muy bajas, remarcó el también presidente del Grupo Interparlamentario Estados Unidos-México.
Durante una conferencia en esta capital, Kaine criticó la férrea oposición de los republicanos en la Cámara de Representantes al proyecto de ley sancionado en junio pasado en el Senado que permitiría convertir en ciudadanos estadounidenses a más de 11 millones de personas sin documentos oficiales.
Indicó que el presidente de la Cámara baja, el republicano John Bohener, si bien se niega en público a autorizar una votación sobre el proyecto, reconoce la urgencia de aprobar la reforma dada la aspiración de su partido de retomar el control de la Casa Blanca dentro de dos años.
En varias ocasiones, Bohener ha reiterado su negativa a avanzar en la adopción de una ley de reforma migratoria integral, al tiempo que propone medidas parciales para la entrega de permisos de trabajo a indocumentados y manejar asuntos relacionados con la seguridad fronteriza.
Tales posturas han centrado un ácido intercambio de acusaciones entre el legislador y el presidente Barack Obama, achacándose mutuamente la inacción en el Capitolio al respecto.
Boehner se reunió con el gobernante el 25 de febrero para discutir el tema migratorio y desde entonces, junto a otros líderes republicanos, insiste en que la desconfianza en el Ejecutivo para hacer cumplir los mecanismos de aplicación más estrictas de cualquier ley de reforma hace inviable su aprobación.
Obama ha amenazado con usar sus facultades para adoptar algunas medidas paliativas, mientras urge a una inmediata aprobación de la reforma de las leyes migratorias al considerarla esencial para el despegue económico del país y respaldo a la seguridad nacional.

Comentarios con Facebook