Comienzan a procesar a asesinos de niños en Honduras

honduras-policia-cuartel

Tegucigalpa, 10 may (PL) Bajo una fuerte presión de la opinión pública, las autoridades hondureñas continúan hoy las investigaciones por asesinatos en series de niños y ya fueron presentados al menos dos de los inculpados.
Un juzgado penal de la norteña ciudad de San Pedro Sula dictó el viernes detención judicial para Héctor Alejandro Medina Alcerro (alias Tun Tun o El Tío), de 43 años, por el delito de asesinato en perjuicio de tres niños.
Al imputado se le acusa de ser uno de los asesinos de los menores Anthony Osman Castellanos Raudales, su hermano Kenneth Alejandro (siete) y el amigo de estos, Luis Edgardo Hernández (13).
Medina confesó al menos el atroz crimen que cometió contra el pequeño Kenneth Alejandro, uno de los nueve menores que han sido asesinados en las últimas semanas en la colonia La Pradera, San Pedro Sula, al norte de Honduras.
La Fiscalía Especial de Delitos contra la Vida presentó los indicios de las averiguaciones desarrolladas por la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) en la propia vivienda del imputado, escenario de los crímenes.
Los investigadores establecieron mediante pruebas técnicas que luego de ser raptados por la pandilla Mara 18, los menores pasaron sus últimos minutos de vida en esa casa, donde fueron torturados, asfixiados y luego baleados.
Según la declaración de un testigo protegido identificado con la clave Cóndor 17, los cadáveres fueron envueltos en sábanas y luego sacados en una carreta tirada por caballo, para que parecieran basura, y los dejaron en diferentes lugares.
También se encuentra detenida Jensy Gabriela Orellana Velásquez (alias La Gaby), de 20 años, por ser considerada sospechosa de estar implicada en la muerte de varios menores que residían en La Pradera.
Hasta el momento la Fiscalía no ha logrado confirmar su participación en los homicidios pero está preventivamente encarcelada por los delitos de extorsión y asociación ilícita y la audiencia inicial fue anunciada para el próximo miércoles.
En tanto, un juez de la ciudad de Trujillo, noroccidental departamento hondureño de Colón, inició la víspera un proceso contra Cándido Rodríguez Castillo (30), por violar y asesinar a machetazos de tres hermanos y un bebé de 18 meses.
Las víctimas de esta matanza fueron Loany Leonor Centeno Jiménez (13), Jessica Yackelin Centeno Jiménez (10), Jefry Daniel Centeno Jiménez (siete) y el pequeño Lester Daniel Montes.
La audiencia inicial, que duró más de siete horas, contó con la presencia del fiscal adjunto del Ministerio Público, Rigoberto Cuellar, mientras en las afueras del tribunal los vecinos enardecidos de Trujillo exigían justicia.
Los fiscales expresaron que las pruebas señalan a Rodríguez Castillo como el autor intelectual y material del cuádruple crimen, pero el imputado aseguró que declarará después “porque no va a cargar con toda la culpa”.
El tema de los crímenes de niños ha acaparado esta semana la actualidad hondureña y el presidente Juan Orlando Hernández prometió que serán castigados con todo el peso de la ley quienes perpetraron las masacres.
La representante especial del Secretario General de la ONU sobre la Violencia contra la Niñez, Marta Santos, dijo que son hechos inadmisibles, consecuencia de la situación de violencia generalizada que vive Honduras.

Comentarios con Facebook