Foro indígena de ONU entra en su semana final

ONU (1)

Naciones Unidas, 19 may (PL) Después de colocar de nuevo en la palestra los principales problemas que sufren los originarios en el planeta, la XIII Sesión del Foro Permanente de Naciones Unidas para Asuntos Indígenas entra hoy en su segunda y última semana.
La militarización de sus territorios, los desplazamientos forzados, la falta de reconocimiento al derecho a sus tierras, el impacto negativo de la industria extractiva y la criminalización de sus protestas sobresalieron entre las denuncias de las primeras jornadas del encuentro inaugurado el 12 de mayo.
Líderes de diversas comunidades y tribus aborígenes también llamaron la atención sobre el deficiente acceso de los pueblos originarios a servicios básicos, el daño a los ecosistemas donde habitan y los pocos espacios de participación política, social y económica que disponen.
Además, abogaron por un mayor compromiso de los gobiernos y un decisivo apoyo de la ONU para superar definitivamente siglos de discriminación.
Según dijo a Prensa Latina la relatora especial de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, la agenda post-2015 de desarrollo sostenible representa una oportunidad de fijar objetivos que cumplan con las aspiraciones de un sector de la población mundial tan discriminado.
“Esa agenda será irrelevante para los originarios del planeta si no incluye el combate a la pobreza que los afecta o los espacios para garantizar la continuidad de sus tradiciones”, declaró la líder Igorot de la región filipina de Cordilleras.
Con los problemas sobre el tapete, los mil 500 delegados al Foro que concluye el próximo viernes tienen esta semana para abordar los desafíos y estrategias de cara a la inclusión y el respeto de los derechos humanos de los indígenas.
Entre los temas a tratar destacan la celebración de una Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas -al parecer prevista para septiembre-, el fortalecimiento de los vínculos con el sistema de la ONU y el aporte al establecimiento del marco de desarrollo posterior a 2015, el cual sustituirá a los Objetivos del Milenio.
De acuerdo con el dirigente de la comunidad Chakma, de Bangladesh, Raja Devasish Roy, entre las expectativas del evento anual de dos semanas está proponer acciones concretas para que los aborígenes se beneficien del progreso socio-económico.

Comentarios con Facebook