Ajusta ONU crecimiento mundial para 2014

pingfan-hong

La ONU informó hoy que ajustó su proyección de crecimiento para la economía mundial en 2014 de 3.0 por ciento a 2.8 por ciento, debido a una pérdida de dinamismo en la expansión tanto de países desarrollados como en desarrollo.

Titulado “Situación y perspectivas de la economía mundial 2014”, el informe indicó que pese a que el crecimiento estimado en 2014 apunta a ser mayor que en 2013, cuando fue de 2.2 por ciento, los niveles de expansión no alcanzan los registrados antes de la recesión de 2008.

“Más de cinco años después de la crisis financiera, el mundo aún batalla para echar a andar de nuevo la máquina económica mundial a plena capacidad”, declaró Pingfan Hong, director de la Unidad de monitoreo de la economía global del Departamento de la ONU para Asuntos Políticos y Sociales.

Hong destacó que en comparación de las tendencias anteriores a la crisis, el dinamismo global “no había logrado impulsar de manera suficiente la producción, el comercio y el empleo a sus niveles potenciales”.

El informe advirtió que los riesgos para el mundo incluyen: impactos de los ajustes de las políticas monetarias en las economías desarrolladas; vulnerabilidad en los países emergentes; remanentes de fragilidad en la zona euro y finanzas públicas insostenibles para muchas naciones desarrolladas.

Resaltó también el impacto de las tensiones geopolíticas y apuntó que la crisis en Ucrania y las tensiones políticas asociadas a ésta causaron un ajuste a la baja de 1.7 por ciento en las economías en transición, que incluyen a Rusia, a repúblicas ex-soviéticas y al sureste de Europa.

La ONU señaló en el documento que “el crecimiento económico en México y América Central se está fortaleciendo, beneficiándose del aumento en la actividad en Estados Unidos”.

También apuntó que el crecimiento del empleo, de 1.4 por ciento en 2013, sigue estando por debajo del 1.7 por ciento anual anterior a la recesión de 2008.

En ese sentido, asentó que “la brecha global de empleos”, que compara el número de puestos de trabajo que habría en la actualidad de no haber sucedido la recesión de 2008, aumentó a 62 millones de posiciones laborales en 2013.

Debido a esta brecha y a que “el desempleo estructural sigue siendo un problema, los encargados de los gobiernos necesitan implementar más políticas macroeconómicas y de activación del mercado laboral”, opinó Matthias Kempf, autor en jefe del informe.

Respecto a los flujos comerciales, la ONU espera que éstos crezcan alrededor de 4.1 por ciento durante 2014, una tasa que casi duplicará la del año anterior, pero aún por debajo de la expansión comercial previa a la crisis global.

Comentarios con Facebook