Legisladores piden agilizar gasto para lograr crecimiento

aureoles-conf3

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles Conejo descartó que la reducción en la expectativa de crecimiento económico para este año se deba a la reforma hacendaria.

El pasado miércoles, el Banco de México (Banxico) redujo a un mínimo de 2.3 por ciento la proyección de crecimiento para este año, por lo que Aureoles Conejo pidió al gobierno acelerar el gasto público en áreas estratégicas para generar producción y más empleo.

En entrevista, el también coordinador parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) consideró que el gasto no está fluyendo a la velocidad deseada y que el gobierno federal no ha sabido detonar los mecanismos para el crecimiento y el desarrollo.

Sobre los señalamientos del sector empresarial que culpan a la reforma hacendaria de la disminución en las proyecciones de crecimiento, aseguró que dicha actitud no le sorprende, pues a los empresarios no les gusta pagar más impuestos.

“Se quejan de los impuestos progresivos, para que pague más el que más gana”, afirmó, y en ese sentido recordó que la economía nacional lleva más de 30 años sin crecer por lo que los resultados de la reforma hacendaria no se verán de la noche a la mañana.

“Lo que hace falta es que se echen a andar debidamente esas herramientas que el Congreso le dio al Ejecutivo para detonar el crecimiento y no depender sólo del petróleo”, afirmó.

En tanto el vicecoordinador del Partido Acción Nacional (PAN) para temas económicos, Juan Bueno Torio estimó que el país sí está en un problema económico “muy serio” y se pronunció porque en el legislativo se realice otra reforma fiscal.

Consideró que la aprobada el año pasado es una “miscelánea fiscal regresiva” que no alienta la inversión ni el crecimiento económico ni la generación de empleos.

Asimismo reconoció que las reformas aprobadas en los dos últimos dos años en materia laboral, financiera, telecomunicación, energía y educación están bien planteadas, pero añadió que el problema radica en la deuda que tiene el gobierno federal desde 2013 con sus proveedores.

Comentarios con Facebook