POLITICA, POLITIQUERIA Y GRILLA.

lalo porras
Por: Lalo Porras.

La actitud de los “blanquazules” generó inconformidad entre los representantes de los demás partidos, quienes de manera unánime se negaron a incluir los puntos y las íes que pretendía hacer escuchar en el acto oficial de hoy, por considerar que atentan contra la memoria de los muertos y sus familias, así como los lesionados.

En ese entorno, pues, será dada la disculpa por el Ayuntamiento local para cumplir con las recomendaciones hechas hace una semanas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para tratar de resarcir el daño en la medida de lo posible hacia las víctimas y deudos.

En el acto oficial, se espera que el expresidente Marco Quezada haga presencia pues si no lo hace se pondrá en tela de juicio su supuesta disposición de colaborar con las víctimas y la presunta disponibilidad que ha dicho tener respecto al caso, además de que se cumplimentaría a cabalidad la recomendación de la CNDH.

LECTURAS se han hecho desde hace dos días, cuando fue filtrada a los medios de comunicación la denuncia penal que interpuso la misma CNDH en contra de Marco Quezada y varios de sus colaboradores por el homicidio de 9 personas y más de 66 lesionados, ocurridos el pasado mes de octubre, sin embargo el panorama político se empieza a ver más negro para el priísta quien difícilmente se quitará el ‘quemón’ que le dejará el amarre al estar sujeto a un proceso penal.

El caso hace recordar una historia similar, la de Juan Blanco Zaldívar, quien aunque no estuvo involucrado en un hecho en el que perdieran la vida algunos ciudadanos, sí se perdieron varios millones de pesos en el proyecto del Relleno Sanitario.

La similitud entre los casos estriba en que los ex presidentes municipales han sido denunciados penalmente. Y el ejemplo claro de que la situación de Marco Quezada va en el mismo sentido, que el de Juan Blando, es que probablemente alguien le está queriendo hacer de agua los tamales, osease, dejarlo sin oportunidad de contender por la gubernatura, tal vez “fuego amigo”.

Recordemos que a Juan Blanco lo hicieron trizas en la Fiscalía General del Estado, y aunque quiso dar lástimas dejando de comer mientras estuvo preso, no se salvó del quemón y definitivamente perdió toda aspiración por haber sido señalado como presunto fraguador de peculado y otros delitos más, aunque finalmente fue exonerado de esas acusaciones.

Así pues, Marco Quezada se encuentra en una situación incomodísima, para él y los que se le pretenden colgar en sus aspiraciones de ser gobernador, y no la tiene nada fácil para zafarse, pues están de por medio nueve víctimas mortales y más de 66 heridos.

Pero los que posiblemente están viendo la desgracia de Quezada como la mejor de las oportunidades de acrecentar sus posibilidades de aspirar a la gubernatura, son definitivamente los dos gallos que ya han sido paseados por varios escenarios del estado, incluyendo en visitas de funcionarios federales, dícese Javier Garfio Pacheco y Enrique Serrano Escobar.

A final de cuentas aún no hay nada para nadie, pero como diría un conocido amigo, ¡Ah raza!, nomás viendo donde tragan más pinole.

EL QUE YA tiene la luz verde de parte del Revolucionario Institucional para buscar la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina en México (CNC), es el actual diputado federal por el Quinto Distrito, Abraham Montes Alvarado.

Comentarios con Facebook