Senadores demócratas exigen aprobar reforma migratoria en EE.UU.

Inmigracion_t670x470

Washington, 22 may (PL) Cuatro senadores demócratas estadounidenses argumentaron hoy que si la mayoría republicana en la Cámara baja evade analizar la reforma migratoria antes del próximo receso veraniego, el presidente Barack Obama usará sus facultades para legislar al respecto.
Durante una rueda de prensa en esta capital, el senador por Nueva York Charles Schumer alertó que los del partido opositor disponen de seis semanas desde la última primaria el 10 de junio hasta el inicio de las vacaciones en agosto.
Si no hay reforma migratoria, entonces el presidente Obama actuará por su cuenta, advirtió.
Por su parte, el jefe de la mayoría demócrata en la Cámara alta, Harry Reid, recordó que 329 días después de que en el hemiciclo se aprobara un proyecto bipartidista para avanzar en la legalización de los cerca de 11,5 millones de indocumentados, el asunto permanece varado por el obstruccionismo de los conservadores.
Los otros dos senadores demócratas que comparecieron durante la conferencia de prensa fueron Dick Durbin (Illinois) y Patty Murray (Washington), quienes exhortaron a la Cámara de Representantes a avalar la medida.
Una amplia coalición de miembros de los sectores empresarial, religioso, sindical y otros a nivel nacional, muestran un frente común a favor de modificar las leyes migratorias.
Desde junio de 2013 los conservadores de la Cámara baja se niegan a discutir el proyecto de ley aprobado por el Senado, al considerarlo una “amnistía” para las personas sin papeles.
Semanas atrás, los republicanos anunciaron algunos principios para la entrega de permisos de trabajo a inmigrantes, pero persistieron en su negativa a que opten por la naturalización.
Previo a la conferencia de este jueves, el presidente de la Cámara baja, el legislador republicano por Ohio, John Boehner, insistió en que Obama es el principal obstáculo para que sus copartidarios decidan avanzar en política migratoria.
Hay muchas conversaciones en curso entre congresistas de ambas bancadas. Pero el presidente tiene responsabilidad aquí, demostrarnos que podemos confiar en él, señaló.
El 25 de febrero Boehner se reunió con el gobernante para discutir el tema migratorio y desde entonces, junto a otros líderes republicanos, insiste en que la desconfianza en el jefe de Estado para hacer cumplir los mecanismos de aplicación más estrictas de cualquier ley de reforma hacen inviable su aprobación.

Comentarios con Facebook