Negocian convenio para mejorar Fuerza Aérea Hondureña

fuerza aerea

Tegucigalpa, 23 may (PL) Los gobiernos de Honduras y Brasil negocian un convenio para mejorar la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), que incluiría la compra de una aeronave de segunda mano y la reparación de ocho unidades averiadas, informó hoylatribuna.hn.
Ese sitio digital local citó fuentes del Congreso Nacional, donde se aprobó una reforma a la Ley de Contratación del Estado para permitir que se materialice este acuerdo, que no bien visto por Estados Unidos, que ya se opuso a la adquisición de repuestos en Israel.
Según latribuna.hn las relaciones entre Tegucigalpa y Washington se agriaron después que en la toma de posesión el presidente Juan Orlando Hernández demandó a Estados Unidos dar apoyo concreto en la lucha contra el narcotráfico.
Recordó que Estados Unidos tampoco fue favorable a la aprobación por el Congreso hondureño de la Ley de Interdicción Aérea, que permite derribar aviones que vuelen ilegalmente, y tampoco ve bien la Ley del Escudo Marítimo, que puede ser aprobada la semana próxima.
Mediante argucias, añade, Estados Unidos viene atravesándose en la decisión gubernamental de reparar sus aviones, y ahora es Brasil y no Israel, quien negocia un convenio favorable a Honduras para poder volver a operar los Tucano, F5 y F15 de la FAH.
Agrega que para facilitar el convenio negociado con Brasil, el Congreso trabaja en la reforma del artículo 84 de la Ley de Contratación del Estado; y Fredy Santiago, jefe de las Fuerzas Armadas, anunció que será subastado el avión presidencial para adquirir otro.
El miércoles último la bancada del opositor partido Libertad y Refundación (Libre), apoyada por diputados del partido Anticorrupción, solicitó convocar a un plebiscito para preguntarle al pueblo hondureño si desea o no comprar aviones de guerra y un avión presidencial.
La iniciativa fue introducida por el jefe de la bancada de Libre, expresidente Manuel Zelaya, y fue turnada a una comisión especial que tiene un plazo de 20 días para pronunciarse si procede o no convocar a una consulta popular.

Comentarios con Facebook