Permanece encarcelado cura boricua imputado de abuso sexual a menor

avuso sexual

San Juan, 23 may (PL) El sacerdote católico puertorriqueño Israel Berríos, arrestado a principios de este mes por pederastia, permanece hoy encarcelado bajo la custodia de las autoridades federales en Puerto Rico.
El magistrado federal Marcos E. López tomó la determinación luego de que el fiscal Marshal D. Morgan le revelara los actos de índole sexual que el religioso mantuvo con el menor desde 2007, cuando tenía 14 años, y que se prolongaron hasta 2008.
López anunció en sala abierta que emitirá su determinación por escrito, después que el fiscal federal describiera al sacerdote como “un lobo vestido de oveja” en una audiencia en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico.
Durante la audiencia judicial el imputado solicitó quedar en libertad bajo fianza, pero el ministerio público lo describió como un peligro para la comunidad y un riesgo de fuga por la naturaleza de los cargos que enfrenta.
El sacerdote de 58 años está imputado de tráfico sexual de menores y transportar a un menor con fines de sostener actos sexuales ilícitos, por lo que de ser hallado culpable podría ser condenado a al menos 10 años de prisión.
El abogado Héctor Guzmán Silva, jefe de la Oficina del Defensor Público federal, presentó una lista de 13 potenciales testigos.
Berríos está suspendido de sus actividades eclesiásticas desde antes de que surgiera la acusación, ya que la iglesia católica puertorriqueña investigó el caso y en enero de 2013 obtuvo una confesión que remitió a El Vaticano.

Comentarios con Facebook