Acoge Nicaragua fiesta de la diversidad cultural

diversidad

Managua, 24 may (PL) Los nicaragüenses pudieron conocer más sobre las tradiciones, platos y bailes típicos de unos 20 países, durante el primer Festival del Cuerpo Diplomático celebrado hoy en el capitalino puerto Salvador Allende.
Al encuentro asistieron no solo representantes de embajadas como la de Cuba, Venezuela, Ecuador, Guatemala, Palestina, Rusia o Francia, sino de las representaciones aquí de la ONU y la Unión Europea.
El nuncio apostólico, Fortunatus Nwachukwu, expresó en la apertura del evento el propósito de dar a conocer a los países a través de sus comidas, folclor y cultura.
Queremos también nosotros conocer mejor a este país que nos acoge, dijo en referencia a esta nación centroamericana, que también contó con un espacio.
Para Nicaragua es un honor ser anfitriona de esta multiculturalidad que el cuerpo diplomático nos está compartiendo, dijo a Prensa Latina la presidenta ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Turismo, Mayra Salinas.
La cultura une, fortalece la amistad y engrandece al ser humano, enfatizó.
Por su parte, también en diálogo con Prensa Latina, el canciller Samuel Santos destacó la relevancia de un evento como este y subrayó que el entendimiento en torno a la diversidad cultural es tal vez la mejor ruta para lograr la paz entre los pueblos.
A lo largo de la colorida plaza los stands mostraban las tradiciones culinarias de varios países, mientras sobre una tarima adornada para la ocasión grupos de baile dejaban ver las danzas características o populares.
Bajo el toldo de México los visitantes saboreaban el pollo en mole, o las gorditas de chicharrón, y en el espacio de Honduras probaban los nacatamales de ese país, las enchiladas o los pastelitos de chucho.
En el stand de Japón, además del conocido sushi, se enseñaban piezas de origami o el llamado furoshiki, arte de envolver a la manera de esa nación, usando sólo un cuadrado de tela.
Mientras, en el espacio de Cuba la fila de personas en busca de degustar el cerdo asado o tragos típicos no menguó hasta el anochecer.
El embajador de La Habana en Managua, Eduardo Martínez, resaltó la celebración del evento, y la posibilidad de que “todos aunque seamos diversos estamos unidos en un ideal común, que es un mundo que puede vivir en paz y armonía”.
El Festival, al que asistieron embajadores de los países y representantes de las organizaciones presentes, aconteció en el contexto del Día Mundial de la Diversidad Cultural celebrado el 21 de mayo.

Comentarios con Facebook