Rechazan en México introducción de maíz transgénico

maiz-020214

México, 24 may (PL) Miembros de organizaciones sociales marcharon hoy en 13 ciudades para protestar contra la siembra comercial de maíz transgénico y su incidencia negativa en la soberanía alimentaria de los países.
Con esas movilizaciones, México se unió a la jornada internacional convocada en más de 350 lugares del mundo para oponerse a la actividad de la compañía estadounidense Monsanto, reconocida como la principal productora de ese producto en el orbe.
En la capital cientos de manifestantes caminaron por el Paseo de la Reforma al grito de “Queremos frijoles, queremos maíz, queremos a Monsanto fuera del país!”, y condenaron la intención de la firma de vender sus semillas en México.
Para la actividad de este sábado los organizadores de la iniciativa habían realizado una convocatoria en las redes sociales bajo el lema ÂíTodos somos de maíz y juntos hacemos el Carnaval del Maíz!
Además del desfile, la acción social incluyó el intercambio libre de semillas, la realización de talleres sobre el tema, y la exigencia al presidente Enrique Peña Nieto de que ordene colocar una etiqueta a los productos alimenticios que contengan este ingrediente.
Entidades federativas como Aguascalientes, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Querétaro y Oaxaca también fueron escenario de actividades similares a fin de rechazar una práctica que los activistas consideran negativa para las formas de producción indígena y campesina.
La movilización en el último de estos territorios estuvo encabezada por el artista de la plástica Francisco Toledo, considerado el pintor contemporáneo vivo más importante del país; y el vocalista del grupo Café Tacvba, Rubén Albarrán.
Activistas e intelectuales del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural del Estado de Oaxaca (PRO- OAX) también participaron en la marcha con mantas y pancartas.    En carta abierta, la organización le había demandado en abril pasado a Peña Nieto escuchar la voz de las comunidades indígenas, de los campesinos y de la gente de las ciudades que no quieren esas semillas.
Para nosotros la salud del cuerpo y de la tierra no tienen precio. Sabemos que el maíz transgénico va a contaminar nuestros maíces nativos si se siembra en México. Sabemos que esa contaminación no tendrá remedio una vez que comience, advirtió la misiva destinada al mandatario.

Comentarios con Facebook