Fracaso de diálogos de paz, culpa de extremistas venezolanos

dialogos

Caracas, 25 may (PL) Los extremistas opositores venezolanos, que coliman la subversión como vía para llegar al poder, serían los principales protagonistas del fracaso del diálogo nacional Gobierno-oposición por la paz, expresa hoy el periodista Eléazar Díaz Rangel.
En su artículo ¿Fracasó el diálogo? en su columna Los Domingos de Díaz Rangel, del periódico Últimas Noticias, el exdirector de la escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (1983-1986) señala que los halcones de la oposición presionan con apoyo mediático y desde el exterior.
Pese a los esfuerzos del Gobierno de Nicolás Maduro, que expresa una voluntad férrea por el logro de la paz nacional, “algunas personalidades de la oposición confían en que sus compañeros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no regresarán a las conversaciones”.
Según los criterios de la MUD, explica Díaz Rangel, el Gobierno no cumple las promesas hechas, y tampoco ofrece resultados palpables.
Existe la tendencia a suponer que el diálogo político habría fracasado, sin embargo el Gobierno está interesado en su éxito y tiene piezas para mover a su favor, pero a la oposición parece no interesarle ninguna de las soluciones ofertadas por el Estado.
Finalmente Díaz Rangel subraya que los participantes en las mesas de diálogo estarán conscientes de que tendrá que diferenciarse de los extremistas violentos, inequívocamente.
El pesidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha manifestado en varios portunidades que esas conversaciones de paz no son para lograr pactos con la oposición sino para lograr acuerdos de concordia nacional.
La ausencia de la MUD a las conversaciones es parte de ese programa de ataque a Maduro y es igualmente “su compás” de espera a la solución de un grupo de demandas no aceptadas por el Gobierno en las que se esgrimen entre otras, una ley de amnistía, no compatible entre los principios gubernamentales.

Comentarios con Facebook