Periodismo en riesgo celebra su día en Honduras

PLANTON-HONDURAS

Tegucigalpa, 25 may (PL) Honduras celebra hoy el Día del Periodista, pese a que ese país devino en la última década uno de los más riesgosos de América Latina y el Caribe para ejercer esa profesión.
Organizaciones gremiales, científicas y organismos internacionales hablan incluso de una masacre contra trabajadores del sector en este territorio centroamericano, con base en los casi 40 asesinatos de que fueron víctimas algunos de sus miembros desde 2003 hasta la fecha.
La Policía es la principal agresora contra los periodistas y la impunidad prevalece en estos crímenes, debido a que apenas dos de esos casos fueron resueltos por la justicia con las correspondientes sentencias a los culpables, concuerdan.
Los riesgos arrecieron a partir del golpe militar contra el expresidente constitucional Manuel Zelaya: desde 2009 hasta diciembre del 2013 al menos 35 periodistas murieron de manera violenta, según el Colegio de Periodistas de Honduras.
En 2010 esta nación derivó en una de las más peligrosas para ejercer el periodismo, debido a 29 crímenes contra comunicadores, de los cuales apenas uno logró sentencia firme.
El año pasado las muertes de profesionales de la comunicación descendieron a tres, seis menos que los nueve ultimados en 2012, más el número de agresiones y amenazas contra estos aumentó, de acuerdo con el Comité para la Libre Expresión.
Esa comisión informó que en 2013 ocurrieron 191 agresiones contra la libertad de expresión -55 más que las 136 registradas durante 2012-, 29 perpetradas por policías, 24 por militares, 18 por funcionarios del Gobierno, 16 por otros servidores estatales y 44 por personas ajenas al Estado.
Precisó, además, que en lo que va del presente suman 28 las agresiones a la libertad de prensa y quizás para diciembre estas superen las de etapas anteriores.
La preocupación por esas cifras está asociada a que menos de uno por ciento de los crímenes es investigado con los requerimientos del caso en este país, acorde con el Observatorio contra la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.
Ese programa científico denunció la impunidad en cuanto a graves abusos policiales y ejemplificó que sólo de enero de 2011 a noviembre de 2012, unos 149 civiles murieron a manos de policías, incluidas 18 menores de 19 años de edad.
La agresividad contra los periodistas es parte de esa realidad y va desde la amenaza verbal, la intimidación, hasta los ataques físicos y el asesinato, constataron la organización de escritores PEN Internacional y el Programa Internacional de Derechos Humanos de la Universidad de Toronto.
En Honduras hay una guerra abierta contra quienes se atreven a denunciar la corrupción y el crimen organizado, no existe libertad de prensa o de expresión, ni respeto a la vida, concluye un estudio de ambos

Comentarios con Facebook